Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los colegios médicos plantearán reforzar la Atención Primaria con el traslado de doctores de Urgencias

Pacientes entrando en urgencias extrahospitalarias.

Pacientes entrando en urgencias extrahospitalarias. Fdv

El Consello Galego de Colegios Médicos, órgano que representa a las cuatro entidades colegiales de Galicia, trabaja para dar forma a una idea que trasladarán a la Consellería de Sanidade: que se ofrezca a los médicos de Urgencias con itinerario profesional reforzar la Atención Primaria gallega, que adolece de personal en muchos centros con gran carga asistencial. Así, las plazas salientes en hospitales podrían cubrirse gracias la alta demanda de los nuevos residentes (MIR), que eligen “mayoritariamente” ese servicio.

Y, por su parte, el traslado de profesionales con amplia experiencia contribuiría a paliar el déficit de médicos de familia, actualmente en el ojo del huracán. Así lo ha avanzado el presidente del Consello Galego de Colexios Médicos, Isidro Lago –también presidente del Colexio de Médicos de Pontevedra,– que explicó a FARO que están dando vueltas a la fórmula con la que mejorar la atención en los centros de salud. “Trasladaremos a la Consellería la propuesta, aunque creemos que será necesaria algún incentivo económico”, matizó Lago ayer tras una reunión.

El doctor Isidro Lago, en su despacho en Pontevedra. Rafa Vázquez

A nivel salarial, los médicos de urgencias cuentan con guardias y otros complementos retributivos en sus nóminas. Por eso, la medida debería completarse con una dotación económica.

Como telón de fondo, la realidad se muestra tozuda: Pese al acuciante déficit de médicos de familia, la Consellería de Sanidade no logra retener en Atención Primaria a más de la mitad de los residentes que finalizan el MIR. El 60% se marchan. Desde 2019 les ofrece un contrato estable de hasta tres años de duración con una retribución de 62.000 euros anuales.

Sin embargo, de los más de 70 facultativos que terminaron este curso su formación como residentes, únicamente 30 se quedaron en centros de salud. Otros 28 prefieren irse a Urgencias, uno se integró en el servicio de hospitalización a domicilio (HADO) y otro se incorporará al 061. El resto, más de una decena dejarán de trabajar para el Sergas.

Los profesionales de los centros de salud de Vigo, por ejemplo, denuncian hace años el deterioro de la Atención Primaria, principalmente, por la falta de sustitutos para cubrir desde vacaciones a bajas o jubilaciones, lo que hace que deban asumir a los pacientes de su cupo y el de los compañeros que falten. Se forman menos médicos de los que se jubilan –la plantilla está envejecida– los pocos que se especializan en el área, en su mayoría, renuncian a los contratos que les ofrece el Sergas y se van a otros sitios a trabajar. A ello se suman bajas por problemas psicológicos.

Una imagen con personal de urgencias en un hospital gallego. Rafa Vázquez

Profesionales explican que al estrés por la sobrecarga se ha sumado los miedos por la exposición al COVID. Claro ejemplo de la falta de médicos es la situación que se vivió en el centro de salud de A Guarda, donde a Sanidade le ha costado mucho encontrar dos médicos para sustituir a los cuatro que faltan en una plantilla de ocho. Y no hay ninguno para los dos cupos de Oia.

Se trata de una zona que recibe una mayor carga en verano por la frecuentación de turistas y que este año no tiene equipo de refuerzo, así como otros cuatro centros del área –Baiona, Cangas, Redondela y Val Miñor–. Y del lado de la demanda, cada vez es mayor, entre otras cosas, por el envejecimiento de la población. El resultado de este cóctel es una sobrecarga asistencial que está minando a las plantillas, alargando las demoras por una cita y afectando a la calidad del servicio, según denuncian sindicatos e incluso ayer mismo, el PSdeG.

En este tiempo, Sanidade ha abierto foros de diálogo elaborado varios documentos y proyectos, como el Plan Galego de Atención Primaria 2019-2021, que incluye la creación de plazas de médico y de pediatría, o el Consejo Asesor Técnico de Atención Primaria.

Oportunidad de habilitar médicos de familia titulados antes de 1995

Por su parte, el Sistema Nacional de Salud contempla realizar una prueba extraordinaria para habilitar como médicos de atención primaria a aquellos titulados que se hayan licenciado antes de 1995. De todos modos, el porcentaje de galenos que optan a esta convocatoria es, según el presidente de los Colegios Médicos gallegos una cifra “menor”.

Al Ministerio de Sanidad, a través de la Dirección General de Ordenación Profesional, le compete tramitar y resolver las solicitudes de certificación acreditativa de estar habilitado para el desempeño de funciones de Médico de Medicina Familiar y Comunitaria sin el correspondiente Título de Especialista, siempre y cuando se hubiera obtenido el Título de Licenciado en Medicina antes del 1 de enero de 1995 y que se cumplan el resto de requisitos establecidos en la normativa vigente.

Se trata de un acceso excepcional al título y en la información disponible en el ministerio se indica que la intención es “celebrarla lo antes posible durante este año 2021, si los plazos lo permiten”. Pretendían reunirse con las comunidades autónomas durante este mes.



Compartir el artículo

stats