Adif Alta Velocidad ha licitado por 127 millones de euros la mitad de las obras para la variante exterior de Ourense del AVE, que incluyen tanto la construcción del tramo Taboadela-Túnel de Rante como el de Túnel de Rante-Conexión Seixalbo. Aunque la llegada del AVE a Galicia se prevé para este año, esta variante que unirá Taboadela con Ourense supondrá el tramo final del proyecto previsto, una actuación que en 2016 llegó a poner en cuestión el por entonces ministro popular de Fomento, Íñigo de la Serna. El plazo de ejecución es de casi tres años.

Por su parte, el tramo del AVE que falta por poner en servicio entre Pedralba de la Pradería-Ourense se encuentra en fase de pruebas, el cual permitirá la llegada de la alta velocidad a Ourense mientras se licita y construye la variante exterior de la ciudad.

La variante exterior, de 18 kilómetros de longitud, secompone de los siguientes tramos, dos de los cuales ahora se licitan y que suponen casi 8 kilómetros: Taboadela-Túnel de Rante; Túnel de Rante-Conexión Seixalbo; Conexión Seixalbo-Seixalbo; Seixalbo-Túnel de Montealegre; Túnel de Montealegre-Estación de Ourense.

De tal forma, la licitación de la construcción de la variante se realizará por tramos sucesivos, “para facilitar su puesta en servicio según se completan las obras y evitar que tramos concluidos no presten servicio por una incorrecta planificación”, según explica Adif.