Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Galicia

El delegado del Gobierno deja abierta la puerta a rivalizar por el liderazgo del PSdeG

José Miñones y Gonzalo Caballero, en Santiago.

José Miñones y Gonzalo Caballero, en Santiago. Xoan Álvarez

El delegado del Gobierno, José Miñones, no descarta competir por la Secretaría Xeral del PSdeG en el congreso que los socialistas gallegos celebrarán a final de año. Gonzalo Caballero ya ha manifestado su intención de renovar su liderazgo al frente del partido, pero podría tener competencia. En una entrevista concedida a la Ser, preguntado sobre si estaría dispuesto a dar un paso adelante, Miñones contestó: “Sobre futuribles, los que me conocen, saben bien que no suelo opinar. Voy paso a paso”.

El actual delegado del Gobierno fue una de las voces críticas que tras el fracaso electoral del PSdeG en las pasadas elecciones autonómicas instó a Caballero a someterse de nuevo a la opinión de las bases en un proceso de primarias. Miñones que, en ese momento, regentaba la Alcaldía de Ames, apeló entonces a dar la palabra a la militancia para que opinase si el secretario xeral debía seguir o no al frente del PSdeG. Desde entonces Miñones se ha convertido en contrapeso de Caballero en el partido, con el apoyo en la sombra del líder provincial del PSdeG en A Coruña, Valentín González Formoso, y persona de confianza de Pedro Sánchez. De hecho, fue el único gallego designado por Ferraz como ponente del próximo Congreso del PSOE que tendrá lugar en octubre. Y el pasado mes de abril fue designado delegado del Gobierno en sustitución de Javier Losada.

“Lo que venga en el futuro lo veremos en el momento oportuno, todas las oportunidades que hay y de seguir sumando”, respondió ayer al ser preguntado sobre sus aspiraciones políticas. No concretó más, según dijo, por “respeto hacia la militancia y hacia un procedimiento que aún no está abierto”.

Congreso

Al ser cuestionado sobre si creía que el próximo congreso del PSdeG debe ser una oportunidad de cambio, Miñones señaló: “siempre un congreso es una oportunidad de cambio”.

De hecho, explicó que confía en que el 40 Congreso Federal del PSOE que se celebrará en octubre sea “una oportunidad para una nueva situación en el partido” y el cónclave gallego, en su opinión, debe servir también para “analizar lo ocurrido y para seguir sumando y sobre todo conectando con los gallegos”.

En otro orden de cosas, el delegado del Gobierno calificó el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia estatal como “una oportunidad única para Galicia”, por lo que espera que la comunidad “aproveche” la ocasión.

Además, Miñones reivindicó el “respaldo” prestado a la Xunta desde el Ejecutivo central y cifró en 1.800 millones de euros la cantidad que ha llegado desde el Estado a la Administración gallega “a lo largo de toda la crisis económica y sanitaria”.

Compartir el artículo

stats