Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Xunta busca nuevas zonas en el mar para verter el material dragado de sus puertos

La comunidad ya cuenta con doce emplazamientos actualmente

Frente a las costas gallegas existen doce zonas específicas en las que tanto la Xunta como el Gobierno central ordenan verter los materiales resultado de los dragados de los puertos y canales de navegación. Pero son insuficientes, por lo que la Administración autonómica está evaluando nuevos emplazamientos de vertido procedente de los puertos de su competencia. Así figura en los Planes de Ordenación del Espacio Marítimo sometidos a exposición pública por parte del Ministerio de Transición Ecológica.

Pero teniendo en cuenta que Galicia cuenta con unos 1.500 kilómetros de costa y numerosos muelles de atraque junto con cinco puertos de interés general, no son tantos los puntos de vertido de que dispone en comparación con otros territorios. Así, el país vasco cuenta con 5 ubicaciones, Cantabria con 7 y Asturias con 18.

Los dragados son inevitables y además de “obligada realización” para conservar los calados de los canales de acceso y de las dársenas y muelles, sobre todo en las rías donde existe una tendencia clara a la deposición de sedimentos. “Por otro lado, el incesante aumento del tamaño de los buques exige mayores calados y mayores espacios y dársenas portuarias, lo que obliga a los puertos a ampliar a instalaciones para adecuarse a los mismos y para mantener su competitividad, lo que se traduce en la necesidad de abordar importantes obras de dragado”, expone el ministerio.

Si bien históricamente todos los materiales se vertían directamente en otros puntos del mar, desde 1994 se intenta disminuir este volumen y explorar otras alternativas, como aprovecharlos para aportes a las playas o rellenos portuarios, al margen que de los sedimentos contaminados se traten en recintos especiales. En todo caso, nada hace pensar que a medio plazo se aminore el ritmo de los dragados.

Compartir el artículo

stats