Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cumbre del Camino de Santiago a cinco

La ministra Reyes Maroto, en el centro, ayer en la firma de la declaración del Camino Francés, en Logroño |   // E. P.

La ministra Reyes Maroto, en el centro, ayer en la firma de la declaración del Camino Francés, en Logroño | // E. P.

Los gobiernos de las comunidades por las que discurre el Camino de Santiago Francés –Galicia, Castilla y León, La Rioja, Navarra y Aragón– refrendaron hoy su alianza para fortalecer esta ruta jacobea con un compromiso firme de cooperar, de manera conjunta, para preservar y difundirla, ensalzar valores como un espacio cuidado, seguro y acogedor.

Así lo reflejaron en la Declaración de Cooperación Institucional en el Camino de Santiago Francés, firmada en Logroño por sus presidentes e impulsada por la Asociación de Municipios del Camino de Santiago (AMCS), que preside el alcalde de Logroño, Pablo Hermoso de Mendoza. En presencia de la ministra de Turismo, Reyes Maroto, firmaron el documento los presidentes de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo; de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco; de La Rioja, Concha Andreu; y de Navarra, María Chivite; y el consejero de Cultura de Aragón, Felipe Faci; junto al presidente de la AMCS, una red que integran 104 municipios y de los que unos 60 asistieron al acto.

Con esta declaración, la AMCS y los propios municipios del Camino reciben el apoyo expreso de los presidentes autonómicos para realizar una labor de coordinación del primer Itinerario Cultural Europeo, así como su compromiso de cooperación interregional, detalló Hermoso de Mendoza.

Cooperación

Esta Cumbre del Camino, dijo, pretende intensificar y fortalecer la cooperación entre las comunidades autónomas para gestionar, cuidar y atender el Camino de Santiago tal y como lo ven los peregrinos: como “un trazado solidario, único, sin fronteras, hospitalario y abierto a la ciudadanía de todo el mundo”.

En la Declaración, los firmantes se comprometen a fomentar la difusión del Camino, defender su denominación y favorecer las condiciones para que el peregrinaje pueda seguir siendo en el futuro “una experiencia accesible y segura, además de gratificante y enriquecedora para los peregrinos y los habitantes de nuestros pueblos y ciudades”.

Igualmente, apuestan por “velar por que los valores de solidaridad, hospitalidad y espiritualidad se mantengan en el futuro”. Otro de los compromisos de los firmantes es contribuir a que el Camino “siga siendo un referente en sostenibilidad ambiental, económica, social, cultural, turística, de movilidad”.

Fijar población en el rural

Se comprometen al cuidado y conocimiento de todos los bienes patrimoniales del Camino, al diseño de iniciativas comunes para promover un mejor conocimiento de esta ruta y de sus posibilidades entre la población local y a preservar sus valores y tradiciones.

La ministra Reyes Maroto destacó que esta declaración es “una magnífica iniciativa, que permite impulsar la imagen y el atractivo del Camino de Santiago y que contribuye también a su cuidado, gestión y sensibilización de sus valores y fortalezas”. Además de reactivar los recursos turísticos y económicos. “Se ha convertido en foco de atracción turística y ello está permitiendo fijar población en localidades y espacios rurales, combatiendo el fenómeno de la despoblación”, expuso la ministra.

83.000 kilómetros de rutas jacobeas

En su intervención, Feijóo destacó que “no hay un lugar en Europa sin una asociación del Camino de Santiago; no hay lugar donde no haya alguien que conozca el Camino de Santiago, que es marca España y nuestra seña de identidad más importante en el mundo”. De hecho, detalló que hay 83.000 kilómetros de caminos de Santiago y 350 asociaciones del Camino repartidos entre los cinco continentes.

Incidió en que esta ruta es “una tradición y un repositorio de cultura y valores occidentales”, ya que “hace mil años, hubo personas nobles y ciudadanos que conformaron pueblos de Europa y de España”, ya que “caminando se conoce a otra gente, cultura y lengua”, aseguró. “Galicia es el lugar donde esas lenguas, culturas, sensibilidades y orígenes confluyen, y es un honor representar a un pueblo que, durante mil años ha sido testigo de los valores que siguen más que nunca influyendo en nuestras vidas, el valor del caminante”, destacó.

Compartir el artículo

stats