Galicia, Asturias y Cantabria se unen para impulsar el Camino de Santiago en el Xacobeo. Los presidentes de esas comunidades, Alberto Núñez Feijóo, Adrián Barbón y Miguel Ángel Revilla, respectivamente, descubrieron ayer en Liébana un mojón con una imagen y guía de la ruta y destacaron su cooperación como “ejemplo de unión”, una sintonía que se extiende a cuestiones como el nuevo modelo de financiación autonómica, la lucha contra la despoblación y el envejecimiento o el reto industrial. Al acto no pudo asistir el lehendakari vasco, Íñigo Urkullu.

Feijóo subrayó tras el acto que la pandemia ha obligado a hacer “sacrificios ante una adversidad desconocida” y ha “unido fuerzas apostando por una cooperación leal” por intereses comunes “por encima de colores de partido”, como el de la España verde y el de impulsar “tradiciones ancladas en la historia”, como el Xacobeo.

Por ello, ensalzó el esfuerzo realizado por hacer de los caminos de peregrinación un destino “seguro y sostenible”, lo que se está reflejando en una mayor afluencia a medida que avanza la vacunación, pues han acudido “más peregrinos en los últimos 15 días que durante todos los meses de 2021”.

El doble Año Xacobeo que incluirá 2022 será “el respiro que esperábamos” tras el virus y “el mayor revulsivo” para reactivar el turismo.