La Policía Nacional de Lugo ha colaborado en la operación que se ha saldado con la intervención de 32 kilos de cocaína ocultos en ruedas de repuesto de un camión en Almería y con cuatro detenidos. Los investigadores se habían centrado en una persona de origen gallego “que se servía de su condición de profesional del transporte por carretera para enmascarar sus verdaderas intenciones delictivas”, según fuentes de la investigación.

El dispositivo logró desmantelar un canal de suministro de cocaína que tenía su origen en las Islas Canarias y el destino final en Europa. Las pesquisas detectaron un transporte de una máquina de obras desde Almería a Fuerteventura, a través del puerto de Huelva. En las ruedas de repuesto hallaron la droga.