Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Competencia ve excesivas las restricciones a nuevos locales de juego de la Lei do Xogo

Un local de apuestas Juan Manuel Prats

La futura Lei do Xogo de Galicia ha consumado una nueva etapa en su tramitación más de dos años después de iniciarse su redacción. La Comisión Galega da Competencia (CGC) ha emitido su informe –preceptivo, pero no vinculante–, sobre el anteproyecto de ley para evaluar sus posibles efectos sobre el mercado.

La comisión gallega que vigila los mercados considera que la norma puede favorecer a los operadores ya existentes en Galicia y cerrar el paso a la entrada de otras empresas

El dictamen considera excesivas y faltas de justificación suficiente las restricciones impuestas por la Xunta al sector, tales como fijar un número máximo y limitado de locales de juegos y apuestas que apenas supondrá variación con respecto los actuales, que la vigencia de las autorizaciones concedidas sea indefinida o que no se permitan más tragaperras en los establecimientos de hostelería. A juicio de la CGC, estas disposiciones suponen el cierre del mercado en Galicia a nuevos agentes y pueden “favorecer” y “beneficiar” a los operadores ya instalados al quedar limitada la competencia.

  • Menores que (se la) juegan

    Siete mil menores apuestan de modo habitual en terminales en locales de hostelería

Al tratarse de un informe no vinculante, el Gobierno gallego no tiene obligación de asumir sus recomendaciones. En todo caso, Competencia avala una ley para regular el sector por cuanto apela a intereses generales de orden y salud pública y supone de protección de menores, colectivos especialmente vulnerables y consumidores, así como de lucha contra el fraude. Pero otra cosa son las discrepancias expresadas con las restricciones recogidas en el anteproyecto, que lleva a Competencia a preguntarse si no habría otras menos taxativas y a proponer algunos cambios para suavizarlas.

“Estas restricciones deben regularse de forma coherente, sistemática y no discriminatoria y no ir más allá de los estrictamente necesario para alcanzar los objetivos”

Informe de Competencia

decoration

Límite de locales.

Actualmente hay 159 locales de juego y de apuestas en Galicia y la previsión de la Lei do Xogo es que este número apenas se incremente. Se fijará un límite máximo sin posibilidad de revisión salvo en el supuesto de modificación legislativa, lo que para Competencia implica un “numeros clausus rígido” que restringe artículos de la Constitución y del Tratado de la UE. “Por eso, se insta a reconsiderar las razones de implantar un régimen de acceso limitativo o, en su caso, justificar dicha opción de una manera más completa. En la medida en que coincidiese el número máximo previsto con el existente a la entrada en vigor de la norma, deberían introducirse mecanismos que no cerraran el mercado o dejaran exclusivamente en manos de los operadores actuales el margen de competencia”, se censura en el dictamen. En el mismo apartado se sostiene que un mecanismo menos restrictivo de la competencia podría lograr los mismos objetivos generales que se plantea la Lei do Xogo.

  • Galicia abrirá la vía para que se pueda jugar al póquer o a la ruleta “on line” en los bares

    El sector denuncia que la última versión de la Lei do Xogo permitirá la entrada de loterías y la ONCE en la hostelería

Autorizaciones

Los permisos de nuevos locales de juego y apuestas –si es que se llegan a considerar– se concederán mediante autorización previa y por una vigencia de 15 años prorrogables por otros 15. A la CGC el plazo le parece demasiado largo y además está en contra de la renovación y de las condiciones que se exigirían –por excesivas–, para la entrada de nuevos operadores que bloquearían esa renovación automática a los quince años. Estas condiciones, sostiene Competencia, “favorecen” a los operadores que están establecidos en Galicia con locales de juego y generarían efectos indeseados como reducción de la competencia, posible creación de rentas monopolísticas y traslado a los clientes precios más elevados.

Licencias a perpetuidad

Las autorizaciones de los locales de apuestas y juegos tendrán carácter indefinido también con la nueva ley, pero como apenas se podrán conceder nuevas licencias, los que hay actualmente lo serán a perpetuidad, aunque con la posibilidad de transmisión a terceros. La CGC pide que se fije un plazo de vigencia máximo ya que de lo contrario podría implicar el cierre del mercado.

Por concurso

Competencia recomienda que todas las autorizaciones, tanto de locales como de máquinas tragaperras, sean exclusivamente por concurso público, salvo que se dejen sin efecto los numeros clausus.

Tragaperras en bares

La futura Lei do Xogo no autorizará más máquinas tragaperras en establecimientos de hostelería y de ocio. La CGC considera que esta restricción debería estar más justificada y ser menos prohibitiva, y que las nuevas licencias, de concederse, tendrían que tramitarse mediante concurso público y no autorización. De mantenerse el texto tal como está, Competencia considera que, paradójicamente, “el cambio normativo para mejorar el sector, en la práctica consolida y mejora las condiciones de los operadores existentes limitando aún más la competencia”.

Loading...

Distancias y publicidad

La CGC muestra también su disconformidad con que se prohíba la promoción y publicidad en materia de juego y apuestas, una vez aprobada la ley, mientras no se elabore un reglamento al respecto. Solo podrían contratar publicidad en medios de difusión nacional. Y está en contra de que los locales ya establecidos puedan reducir la distancia a 150 metros con respecto a otros –frente a los 300 por norma general– si cambian de ubicación. “Es una ventaja en beneficio de los operadores ya existentes”, censura Competencia.

Compartir el artículo

stats