Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Más de 1.200 docentes ayudarán a 50.000 alumnos a ponerse al día tras la pandemia

Una profesora, en un aula presencial en un colegio

Una profesora, en un aula presencial en un colegio Marta G. Brea

Tras superar el curso “más complejo” de la historia reciente, como manifestaba ayer el conselleiro de Educación, Román Rodríguez, Galicia comienza a conocer las cifras del que vendrá. En concreto, la Xunta anunciaba que su proyecto para “paliar” los efectos sobre el rendimiento de los alumnos durante la pandemia, el Plan Recupera, supondrá sumar en las aulas a partir de septiembre en torno a 1.250 docentes extra cuya labor beneficiará en torno a mil centros educativos y a unos 50.000 alumnos, calcula la Administración gallega.

El Plan Recupera concentrará dos tercios de los efectivos en el primer trimestre | Una red experimental de seguimiento dará apoyo a los escolares más vulnerables

No obstante, solo una tercera parte (450) de esos efectivos estará disponible todo el año y para los cuatro cursos de fin de etapa de primaria, ESO, FP Básica y Bachillerato.. La inmensa mayoría (800) se concentrarán en un “plan de choque” en el primer trimestre, para recuperar déficits en los seis cursos restantes. Desde la Xunta matizan, sin embargo, que “puede ser ampliable en función de las convocatorias para programas de refuerzo del Ministerio de Educación del año 2022, que aún no se conocen”.

En el curso que ahora finaliza, la Xunta contrató a 953 docentes de refuerzo a media jornada y durante todo el año al amparo de ARCO, un instrumento de apoyo a los centros para mejorar el rendimiento académico que complementa los contratos-programa. A través de los contratos-programa y de ARCO la Xunta canalizará la financiación y distribución de los 1.250 docentes extra con los que pretende, como explicaba ayer Román Rodríguez, “normalizar la situación de la enseñanza” y devolverla al “escenario preCOVID” mediante la adquisición de competencias que se vieron interrumpidas por la crisis sanitaria.

Román Rodríguez, ayer, en Santiago. Xoán Álvarez

El Plan Recupera, al que el Gobierno estima que destinará 13 millones de euros, consta de cuatro patas y la nueva línea “Recupera-T” de los contratos-programa, en la que se inscribirían los 1.250 profesores de “refuerzo, apoyo y acompañamiento” descritos ayer, es una de ellas. Otros dos pilares serán la formación del profesorado y un trabajo de “bienestar emocional” de los alumnos, para “fortalecer la autoestima, la empatía y la resiliencia”.

Un último componente, de carácter “experimental”, que desgranaba ayer la directora del IES Valadares de Vigo, Eva López, es la Rede de Acompañamento e Orientación Persoal e Familiar de Galicia, que se articulará mediante un grupo de 32 docentes repartidos en otros tantos centros base que llevarán a cabo actuaciones de “apoyo y seguimiento” del alumnado “con dificultades” y “más vulnerable” y no solo en el aspecto educativo, sino también “con su familia y su contorno”.

En ese piloto se tendrá en cuenta, señala, “las singularidades del alumnado del rural, sobre todo la dispersión”. El perfil del docente que asumirá el reto, admitió López, no es “fácil”, dado que “debe interceder en situaciones muy dispares, trabajar en sectores de dentro y de fuera de la comunidad educativa y además tener una movilidad continua”. Sus funciones serán “acompañamiento, motivación y seguimiento personalizado”, sobre todo del alumnado del plan Recupera de su zona de influencia. Les tocará, dice, “impulsar” la “implicación” de las familias, hacer de nexo entre concellos, entidades y asociaciones “de las que precisen ayuda”. La meta, subraya, es “reforzar la acción del sistema educativo para evitar desigualdades sociales derivadas de factores sociales, económicos, culturales, geográficos, étnicos o de otra índole”.

Por otra parte, no se sabe aún si la Xunta mantendrá el profesorado para desdobles de este curso. Desde Educación alegan que antes es preciso conocer tanto la matrícula final de alumnado como el protocolo “definitivo” que regirá en las aulas.

Las universidades arrancan antes para aprovechar el cuatrimestre

Las tres universidades arrancarán el curso el 6 de septiembre. Educación asegura que, “una vez estabilizada la pandemia” y dado que las pruebas extraordinarias de la ABAU se realizarán en julio, este alumnado podrá “incorporarse a las clases “para aprovechar el primer cuatrimestre en su totalidad”. Así lo acordó ayer el Consello Galego de Universidades, que también informó favorablemente a la congelación de los precios públicos de matrícula por undécimo año consecutivo y autorizó la implantación de una docena de titulaciones en el SUG, casi todos másteres y posgrados y varias reverificaciones de grados. También se dio luz verde a la adscripción del Centro Superior de Hostelería de Galicia a la Universidade de Santiago y a crear la Escola Politécnica de Enxeñaría en Ferrol.

Compartir el artículo

stats