Cientos de personas se han manifestado ayer en Santiago contra el proyecto de la universidad privada de Abanca, una iniciativa que los organizadores de la marcha, la Plataforma Galega en Defensa da Universidade Pública, tacharon de “nefasta” y sobre la que aseguraron que “no cumplirá las garantías de calidad”.

La manifestación contó con el apoyo del BNG, cuya portavoz nacional, Ana Pontón acudió a la protesta, y los principales sindicatos de la comunidad: CIG, Comisiones Obreras y UGT, según informa Europa Press.

“Esta iniciativa es un ataque a la igualdad de oportunidades, ya que se basa en la capacidad económica y no en la de méritos y en la que se utilizará propaganda falsa para mentir sobre los beneficios laborales que aporta. Es un paso más en un proceso progresivo de privatización de la educación pública”, arremetieron los organizadores a través de un manifiesto leído en la plaza de A Quintana al finalizar el acto.

Por su parte, Ana Pontón defendió que la enseñanza superior es “uno de los grandes avances y conquistas sociales” y “un ascensor social a preservar”. “El PP quiere cambiar el modelo hacia uno elitista, privatizado y pensado para una minoría”, criticó. Además, calificó de “éticamente reprobable” que la iniciativa sea promovida por Abanca, “una entidad financiera rescatada con dinero público”.

Por su parte, el secretario xeral del PSdeG, Gonzalo Caballero, no acudió a la marcha, pero en el Comité Nacional de su partido también mostró su rechazo a este proyecto privado. El sistema público, dijo, “necesita apoyo y no competencia por atrás” de centros privados