El sindicato Unións Agrarias (UU AA) avanza un “cambio de estrategia” para evitar los daños causados por el jabalí en las explotaciones agroganaderas. Promoverá una campaña para reclamar en los tribunales a los gestores de los terrenos cinegéticamente ordenados (tecores) “el 100 por 100” de los costes que ocasiona y buscar así que la Consellería de Medio Ambiente “reaccione”. La organización pedirá la declaración de emergencia cinegética, como ocurrió en 2019, y que la Xunta ponga en marcha del Fondo de Corresponsabilidad contemplado en la ley gallega de caza de 2013. Eso sí, ya avisa que “se quedará corto”. Así lo han anunciado el secretario xeral de UU AA, Roberto García y el secretario de Desenvolvemento Rural del sindicato, Jacobo Feijóo, quienes consideran que la estrategia de “interlocución” no ha surtido efectos. Para Jacobo Feijóo, el inicio de la siembra del maíz ha venido a confirmar que “hay un descontrol cierto de las poblaciones” de jabalíes que alcanza, según sus cifras, los 200.000 ejemplares. “No puede ser que el coste esté repercutiendo en las rentas de los productores y los ganaderos”, explicó. Por su parte, Roberto García ha cifrado en unos 15 millones de euros el coste anual de los daños, a lo que ha sumado los accidentes de tráfico –de los 1.500 siniestros de 2014 se ha pasado a 3.259 en 2019–.