Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La obra pública se duplica tras la irrupción del virus, con el Estado a la cabeza del gasto

La Xunta es la única administración que recorta las licitaciones este año | Salen a concurso casi 410 millones de euros en los primeros cuatro meses

Las grúas, las excavadoras y las hormigoneras no dejaron de levantar edificios y asfaltar carreteras durante la pandemia. La construcción en Galicia fue una de las actividades que lograron esquivar la crisis del COVID, con un aumento de la inversión en obra pública en el año del coronavirus del 8%, hasta rozar los mil millones de euros. La etapa postpandemia arranca con buenas expectativas para la industria constructiva en la comunidad: los proyectos sacados a concurso superan los 408 millones de euros en primer cuatrimestre, casi el doble que los casi 207,5 millones del ejercicio anterior y que supone el volumen inversor más alto del último lustro, según el informe de la Federación Gallega de la Construcción.

Detrás de esta inyección de fondos extra a un sector que aspira a convertirse en palanca de la reactivación económica y del mercado laboral están las licitaciones convocadas por el Estado y los concellos, con un repunte en las obras públicas sacadas a concurso por el Gobierno central de casi cinco veces más que el mismo periodo del año anterior y del doble por parte de las administraciones locales.

Tras frenazo inversor en el AVE, ya en la recta final para su puesta en servicio en diciembre, la administración central se ha convertido de nuevo en el principal inversor en Galicia, con cerca del 55% total de la obra pública licitada (más de 223 millones frente a los 49,4 del primer cuatrimestre de 2020).

Le siguen en el ranking los concellos, con más de 87,6 millones, y la Xunta (68,79 ), pero en este caso es la única administración que en el arranque del año ha metido un tijeretazo a la construcción: un 26% menos que los primeros cuatro meses de 2020.

En pleno apogeo de las obras del AVE, el Estado llegó a acaparar casi el 90% de la inversión de obra pública en Galicia, pero que con el avance de la infraestructura la inyección de fondos del Gobierno central llegó a representar menos del 30%. Pero en la actualidad ha vuelto a colocarse a la cabeza con más de la mitad de las inversiones.

Pese a la pandemia, este balance coloca el primer cuatrimestre de 2021 como el mejor en licitaciones del último lustro.

En este primer cuatrimestre han sido las provincias de Lugo y A Coruña, por este orden, las más beneficiadas, con más de 167 millones en el primer caso (41,2% del total) y casi 130 millones en el segundo (32%). Las partidas en Pontevedra se quedaron en 66 millones (16,2%) y en Ourense, en 43,3 (10,6%).

Fue precisamente Lugo la provincia donde más aumentaron los proyectos sacados a concurso en el último año, cuatro veces más que en el arranque de 2020. En Ourense el crecimiento fue casi del doble. Mientras que en A Coruña y Pontevedra el repunte fue similar: 35,4% y 35%, respectivamente.

Ciudades

En el año postpandemia el comportamiento de las ciudades ha sido dispar. Mientras en Vigo, Lugo, Pontevedra, Santiago y Ferrol se registró un aumento de las licitaciones; en A Coruña, Ferrol y Ourense disminuyeron.

A la cabeza del volumen inversor en obra pública repite Vigo con más de 11,2 millones, seguida de Lugo (7,59), Pontevedra (4,16) y A Coruña (2,3). Cierran la tabla Santiago (2,03) y Ferrol (poco más de 391.000 euros).

Compartir el artículo

stats