DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Xunta aplaza 20 días las nuevas pruebas de las primeras oposiciones postCOVID: un millar de afectados

Opositores durante los exámenes celebrados el 14 de marzo en Silleda. |   // BERNABÉ/JAVIER LALÍN

Opositores durante los exámenes celebrados el 14 de marzo en Silleda. | // BERNABÉ/JAVIER LALÍN

A mediados del pasado mes de marzo, la Xunta reanudó los exámenes para obtener un puesto fijo en su plantilla, suspendidos durante más de un año por culpa de la pandemia de COVID-19. Un operativo de 280 personas controló el cumplimiento de las medidas de seguridad para prevenir contagios en el recinto ferial de Silleda, pero la administración no podrá mantener el cronograma inicial y retrasará 20 días la segunda prueba de las tres oposiciones celebradas, dilación que afectará a alrededor de un millar de aspirantes.

El Diario Oficial de Galicia (DOG) publicó ayer la decisión del Ejecutivo, alargando el plazo oficial máximo de 40 días desde la celebración de la primera prueba el 14 de marzo hasta 60. Por tanto, esos exámenes deberán celebrarse como muy tarde el 13 de mayo.

El motivo alegado por la administración es logístico, sin especificar si se trata de cuestiones vinculadas a las medidas de seguridad contra el coronavirus. “Diversas cuestiones de carácter organizativo impiden el cumplimiento del plazo” oficial, reza la resolución de la Consellería de Facenda, de la que depende función pública.

El mismo argumento y plazo figura en las cuatro resoluciones recogidas ayer en el DOG, referidas a tres oposiciones a las que aspiraban más de 1.500 personas, pero a las que finalmente optaron alrededor de un millar, que se disputan 129 puestos de acceso libre y promoción interna, según informó la propia administración gallega.

Se trata de los procesos selecciones para el grupo A2 de Fisioterapia, que ofertaba 10 plazas; al grupo A2 de Terapia Ocupacional y grupo II Terapeuta Ocupacional (50 plazas) y el grupo A2 de Enfermería (69 plazas).

Las primeras pruebas estuvieron marcadas por las restricciones, pues ni se pudieron tomar los habituales cafés en el recinto donde se celebra la Semana Verde. Se habilitaron doce puertas de entrada y se marcó un circuito de entrada y salida para los opositores, con el propósito de reducir al máximo el riesgo de contagio.

Compartir el artículo

stats