Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los empresarios reprenden a la Xunta por su elevada conflictividad fiscal

Sede de la Axencia Tributaria de Galicia en Vigo.

Sede de la Axencia Tributaria de Galicia en Vigo. Marta G. Brea

Los contribuyentes gallegos presentan el 7,4 por ciento de todas las reclamaciones tributarias de España por su disconformidad con los impuestos que les cobra la Xunta y el Tribunal Económico-Administrativo, donde se dirimen estas discrepancias, da la razón a más del 56 por ciento de las quejas. Con estos datos en la mano, el Círculo de Empresarios de Galicia reclama al conselleiro de Facenda, Valeriano Martínez, una reunión para buscar una solución a la alta litigiosidad fiscal que, según denuncian, frena inversiones y “pone en jaque” la supervivencia de muchas empresas.

La presidenta del Círculo de Empresarios de Galicia, Patricia García, explica que más del 76 por ciento de las resoluciones de la Axencia Tributaria gallega (Atriga) son anuladas por el Tribunal Económico-Administrativo (TEAR). Aunque al final la mayoría de las reclamaciones se resuelven a favor del contribuyente, los empresarios denuncian que cada vez que hay discrepancias respecto a los impuestos se ven abocados a recurrir a este tribunal. “Podríamos asumirlo si no fuera por las insoportables demoras de las tramitaciones administrativas que ponen en juego, y no pocas veces en jaque, los balances de nuestras empresas y, con ello, nuestra propia supervivencia”, avisan.

En una carta dirigida al conselleiro de Facenda, el Círculo de Empresarios de Galicia pide retomar las conversaciones iniciadas en 2019 para intentar buscar soluciones y hacer de la política fiscal gallega “una herramienta clave para atraer inversión y talento”.

Simón Espinosa | Pinche en en la imagen para ampliar

Inversiones

“La seguridad jurídica es uno de los más preciados bienes de una democracia asentada y un elemento vital para propiciar tanto la inversión empresarial como la atracción de población”, defiende la presidenta del Círculo de Empresarios.

Sin embargo, la situación “no mejora” y advierte de la elevada conflictividad fiscal de la comunidad autónoma. “Lejos de creer que somos una comunidad especialmente litigante, basta comprobar que el TEAR estima más del 56 por ciento de las reclamaciones totales, diez puntos por encima de la media española”, explica Patricia García.

Las quejas se dirigen principalmente contra los tributos de competencia autonómica. Así, Galicia es la segunda comunidad, solo por detrás de Andalucía, con más recursos contra las liquidaciones del impuesto de Sucesiones: acapara la cuarta parte del total de reclamaciones presentadas en España. Y el 80 por ciento son estimadas, la tasa más alta del país.

Algo similar ocurre con el impuesto de Transmisiones Patrimoniales, que grava la compraventa de inmuebles de segunda mano. La comunidad gallega es la cuarta con más quejas por la liquidación de este tributo, por detrás de Murcia, Andalucía y Comunidad Valenciana. Y Galicia tiene además “el dudoso honor”, según el Círculo de Empresarios, de ser de las primeras en las que los tribunales “tumban” más resoluciones (el 76 por ciento).

A esta situación, según las empresas, se suma que la tasa de resolución de recursos en Galicia es más baja que en el resto de España. “Esto implica más demoras y, por lo tanto, más perjuicios a las empresas”, advierten.

Compartir el artículo

stats