Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El big data se alía con la medicina personalizada

El big data se alía con la medicina personalizada

El big data se alía con la medicina personalizada

Saber cuánto ha caído la tasa de mortalidad en Galicia en la franja de población vacunada o ayudar a los profesionales a diagnosticar un cáncer de mama analizando imágenes radiológicas o de anatomía patológica son solo algunas de las iniciativas que ya están en marcha en Galicia gracias a la plataforma big data y al uso de programas de inteligencia artificial en el seno de la Consellería de Sanidade. Para mantener esa línea, iniciada ya la década pasada en 2015 con fondos de la UE y de Innovación, la Xunta ha abierto un nuevo concurso para contratar el análisis, desarrollo, operación, soporte, mantenimiento y evolución del almacén de información analítica de Sanidade.

El Sergas tiene ya experiencia en el uso de técnicas de inteligencia artificial, de estadística avanzada, de minería de datos y de Machine Learning o Deep Learning, lo que, aseguran fuentes de la Consellería de Sanidade, “ha permitido avanzar” en cuestiones como la detección y control del fraude, la estratificación de las características de la población según su patología o la optimización del uso de vías rápidas –analizando el impacto positivo en la salud y la efectividad desde que se pusieron en marcha–.

Pero además, abordan otros aspectos mucho más tangibles para el ciudadano como el diagnóstico de enfermedades raras. “Nos está permitiendo localizar enfermedades raras no diagnosticadas o no registradas, en base a la historia clínica del paciente y cruzando datos”, explica el subdirector xeral de Sistemas e Tecnoloxías da Información de la Consellería, Benigno Rosón. El uso de algoritmos está también en la base de la recomendación de contenidos formativos a los profesionales y pacientes del Sergas.

Análisis de capacidad temporal

En el caso concreto de la contratación que acaba de publicarse, persigue desarrollar sistemas como el relacionado con el análisis de la incapacidad temporal. Así, el médico de primaria tendrá un análisis más detallado del motivo de la baja y del tiempo transcurrido, así como de la fecha de los controles. Lo mismo, con los sistemas que controlan los datos de mortalidad.

Otro pilar de los grandes datos está en los de vigilancia epidemiológica y de vacunación. Es, precisamente, el que ahora permite hacer un estudio de cómo afecta la vacuna del COVID-19 en la reducción de la mortalidad por franjas de edad o el tiempo que se recorta en estadías en la UCI. Algún otro de esos algoritmos aplicados al big data se aplica para inspección farmacéutica, de tramitación de expedientes y de cribados poblacionales.

“Big data se podría resumir como el uso tecnologías enfocadas a obtener información de valor para la toma de decisiones en base a analizar de forma ágil un conjunto amplio de datos muy heterogéneos. En la sanidad gallega ha aportado fortalezas muy importantes respecto al uso de las herramientas de analítica tradicional: la utilización de grandes volúmenes de datos y la integración de todos los datos en un único almacén de información (datalake)”, añade Rosón.

Respecto al uso de la inteligencia artificial, o la posibilidad de que las máquinas ayuden al sistema sanitario a tomar buenas decisiones, “difícilmente podríamos aprovechar su potencialidad si no tuviésemos previamente un buen proyecto de big data construido, ya que el aprendizaje y aplicación de los distintos modelos que están detrás de la inteligencia artificial se basan en el análisis del comportamiento pasado a partir de miles de casos que han sido registrados y etiquetados”, añade.

Benigno Rosón, subirector xeral de Sistemas e Tecnoloxías da Información

Benigno Rosón, subirector xeral de Sistemas e Tecnoloxías da Información

"El almacén de datos se multiplicará con la información genética"

Benigno Rosón - Subdirector xeral de Sistemas e Tecnoloxías da Información

decoration

El Sergas almacena ya más de tres petabytes de información (1.500 millones de páginas de un archivo de texto). Dispone de una estructura de analítica avanzada y big data para que los médicos, gestores e investigadores puedan analizar esa ingente montaña de datos y los resultados en salud, o avanzar en la medicina personalizada.

–El big data ha adquirido importancia en Sanidad. ¿Por qué?

–Los datos de salud son una pieza clave para hacer posible la transformación digital. Sirven, entre otras cosas, para mejorar el proceso diagnóstico, los tratamientos o dar una asistencia más personalizada. El presente y el futuro en la sanidad pública pasa por una apuesta clara y decidida en el uso de los macrodatos.

–¿Cómo se aplica en Galicia?  

–La sanidad pública gallega ha construido un sólido bloque de sistemas de información donde se generan y almacenan cientos de miles de registros de datos de salud diariamente, en donde incluso el propio ciudadano envía información de su estado de salud (telemonitorización). 

–El volumen de datos es cada vez más ingente...   

–Los 3 petabytes de datos que ya almacena el Sergas, se incrementarán exponencialmente en los próximos años debido a la progresiva incorporación de la información genética y a la que los pacientes empiezan a generar desde su propio domicilio (diabetes, insuficiencia cardíaca o anticoagulación) a través de monitorización. 

–¿Cómo se ordena? 

–La Consellería de Sanidade ha desarrollado una plataforma centralizada de analítica avanzada, basada en tecnología big data, que contiene toda la información generada por la organización sanitaria durante los últimos 15 años y que integra además en ella el procesamiento del lenguaje natural. Esta infraestructura permite analizar los resultados en salud y avanzar en la medicina personalizada por parte de los profesionales.

–¿Cómo se acopla la inteligencia artificial?.   

–Actualmente el Sergas posee una importante experiencia en el uso de técnicas de inteligencia artificial, de estadística avanzada, de minería de datos y de Machine Learning o Deep Learning.

Compartir el artículo

stats