La pandemia hizo desplomarse los índices de contaminación acústica en Galicia. Así, en 2020 los niveles de ruido ambiental cayeron a la mitad respecto al año previo en los puntos de referencia. Así figura en un informe de la Consellería de Medio Ambiente y que se difundió ayer, en la jornada en la que se celebra el Día internacional de la concienciación sobre el ruido. El estudio revela una “caída abrupta” en la contaminación acústica por el confinamiento decretado a mediados de marzo. Los niveles de ruido subieron gradualmente en función de la recuperación de la normalidad, pero las semanas de confinamiento estricto dejaron mínimos históricos en los índices. Por ejemplo, en las estaciones de referencia, situadas en Vigo y Ourense, la bajada del ruido fue del 50% en el conjunto del confinamiento.