Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los gallegos diagnostican a su salud

Una mujer con obesidad da un paseo por una dársena. Reuters

El autodiagnóstico que hacen los gallegos sobre su salud no es muy optimista durante la pandemia, a pesar de haber mejorado –diez puntos– con respecto a hace seis años. Aunque siete de cada diez habitantes de Galicia ven positivo su bienestar físico, la comunidad es la cuarta por la cola de España cuando se trata de puntuar su salud. Eso, a pesar de que un 70% de población gallega valoró su estado como bueno o muy bueno en 2020.

Galicia está solo por encima de Canarias (64%), Castilla y León (66%) y Asturias (68%), según la Encuesta Europea de Salud en España, que dio a conocer ayer el Instituto Nacional de Estadística (INE) y que no se realizaba desde 2015. La media española de personas que perciben como buena su salud se sitúa en 75,5%.

Una joven se entrena para estar en forma Fdv

¿Será el pesimismo crónico del gallego para valorar sus ‘achaques’? Parece que no a juzgar por las cifras de pacientes crónicos de larga duración, que se eleva a un 67% en Galicia. Entre la población mayor de 15 años con alguna enfermedad crónica son más las mujeres (70%) que los hombres (63%) y, por el tipo de dolencia, las que más acusan los gallegos son la artrosis, el dolor crónico de espalda a nivel lumbar y cervical –dolencias en las que Galicia va a la cabeza de España solo por detrás de Asturias y en las que las mujeres representan las más afectadas del estado–; la tensión alta, el colesterol y un amplio abanico de alergias.

Las dolencias crónicas que más acusan los gallegos son la artrosis, el dolor crónico de espalda a nivel lumbar y cervical, la tensión alta, el colesterol y un amplio abanico de alergias.

decoration

Por otra parte, la sensación de estar decaído, el poco interés o alegría por hacer cosas y los problemas para dormir aumentaron en los primeros meses de pandemia, según constata la encuesta. Eso, a nivel general. Pero, observando con lupa los datos, percibimos que Galicia está entre los porcentajes más elevados de España en datos de hospitalización y (9,6%) y también, de consulta a urgencias, (28,6%).

Sumado a ello, Galicia tiene, tanto en hombres como mujeres, mayores tasas de sedentarismo que la media española. No nos movemos tanto ni practicamos deporte a diario –ya fuera por los confinamientos, o por el cierre de los gimnasios durante el estado de alarma– hasta el punto de que un 41% de consultados se consideran sedentarios. Además, el dato en Galicia se sitúa cinco puntos por encima de la media en España. Pero la comparativa sigue: los gallegos se sitúan en el ‘top’ (negativo) de los menos activos, solo adelantados por los habitantes de Baleares y Canarias y, en primer lugar, por los cántabros. En Galicia también es menor el porcentaje de los que son activos con respecto a la media. En el otro lado de la balanza, quizás por el cese del ocio nocturno, los gallegos ya están entre los menores porcentaje de fumadores diarios de 15 y más años.

Dos jóvenes con sobrepeso Fdv

Y vinculado al sedentarismo, los resultados de la Encuesta Europea de Salud en España apuntan que hasta 849.500 personas tienen sobrepeso en Galicia y otras 357.200, obesidad. Se considera con obesidad cuando su índice de masa corporal es igual o superior a 30 kg/m2. Es decir, más de un millón de habitantes tiene algún desarreglo con la báscula desde el año pasado. La obesidad aumenta con la edad. En los hombres, hasta el grupo de 65 y más años. Y en las mujeres, hasta el de 85 y más años.

En términos generales, la obesidad afectó al 16% de la población española de 18 y más años y el sobrepeso al 37,6% (44,9% de los hombres y 30,6% de las mujeres). En el caso más problemático de los menores de 15 a 17 años la obesidad afectó al 2,9% en general, de los que el 4,0% eran mujeres y el sobrepeso a más hombres, casi el 20%.

Compartir el artículo

stats