Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Casado: “España es plural, tengo que ser la media entre Feijóo y Ayuso”

Mañueco, desde la izquierda, Ayuso, Feijóo, Casado y Moreno en la toma de posesión del presidente de la Xunta

Mañueco, desde la izquierda, Ayuso, Feijóo, Casado y Moreno en la toma de posesión del presidente de la Xunta Xoán Álvarez

“España es muy plural, y yo tengo ser la media entre Feijóo y Ayuso, entre Moreno y Mañueco, entre Vivas y Miras”. De esta manera apostó ayer por el equilibrio interno el presidente del PP, Pablo Casado, para hilvanar un discurso político que permita a su formación optar a presidir el Gobierno.

Sus palabras evidencian las diferentes visiones internas existentes en el seno popular. Una de las alas, autoproclamada moderada, es la liderada por Alberto Núñez Feijóo, referente del PP gallego y con la solapa jalonada de cuatro mayorías absolutas consecutivas desde 2009 que le permiten capitanear desde entonces la Xunta, con un discurso que ha impedido crecer en la comunidad a Vox y Ciudadanos. La otra ala es la que encarna Isabel Díaz Ayuso, candidata a la reelección en las autonómicas madrileñas tras su divorcio de Cs. Frente a los reproches del gallego a Vox y su petición de “centrar” el discurso, el acercamiento de la segunda a los de Abascal, que, según las encuestas, serán necesarios para que gobierne.

Casado, que hace unos meses rompió con Vox con el famoso “hasta aquí hemos llegado”, apostó ayer por lograr un punto medio entre ambos espíritus. En una entrevista en la cadena Cope, defendió establecer un equilibrio entre los dirigentes de Galicia, Madrid, Andalucía, Castilla y León, Ceuta y Murcia.

El presidente de los populares declaró que Ayuso es el “talismán” para una victoria de sus siglas a nivel estatal, informa Efe, aunque no quiso destacar a la actual presidenta madrileña, cuya formación en las últimas elecciones autonómicas logró el segundo puesto por detrás del PSOE pero gobernó gracias a Ciudadanos y Vox, sobre el reto. “Afortunadamente”, dijo Casado, su partido cuenta con “muchos talismanes”, en alusión a Feijóo y otros barones que gobiernan, como el de Murcia, que retuvo el poder gracias a tránsfugas tras la fallida moción de censura PSOE-Cs, Moreno y Mañueco, que gobiernan en coalición con Ciudadanos.

“La gente quiere certidumbres” y con los gobiernos autonómicos y locales del PP “ya nadie dice que no hay alternativa”, alegó.

Por su parte, Feijóo evitó cualquier conflicto. Al ser preguntado sobre si cree que una victoria de Ayuso acercaría al PP a Vox y lo alejaría de la moderación que él pide, declaró: “Lo que temo es que no gane la presidenta Ayuso”. En su opinión, una victoria de la izquierda supondría la “ampliación del proyecto del PSOE y Podemos” a nivel estatal y perjudicaría a Galicia, pues considera que Pablo Iglesias, líder morado, castigará a la comunidad al no haber obtenido representación en las elecciones autonómicas del año pasado.

“Quien sigue mandando en el Gobierno de España es el señor Iglesias y si también manda en Madrid su poder se multiplicaría”, alertó antes de lanzar un mensaje a Ayuso, deseándole obtener la “estabilidad” de Galicia, donde él gobierna con mayoría absoluta y sin necesidad de apoyo de Vox o Ciudadanos.

Compartir el artículo

stats