Las restricciones de movilidad, los cierres perimetrales y el toque de queda impuestos por el avance de la tercera ola y la amenaza de una cuarta redujeron los viajes por toda la geografía española. En consecuencia, el tráfico se redujo en todas las comunidades, en especial en el puente de San José y la Semana Santa, fechas en las que miles de gallegos aprovechan para hacer una escapada a la casa de la aldea, segundas residencias o viajar a otras comunidades para desconectar de la rutina y cargar pilas. Esta caída en los desplazamientos por carretera en el arranque del año se tradujo en un descenso de los delitos contra la seguridad vial. En el primer trimestre del año, fueron interceptados en las carreteras de la comunidad más de 550 delincuentes viarios frente a los más de 700 del mismo periodo de hace un año, lo que supone casi una cuarta parte menos. Son una media de seis infracciones penales detectadas cada día en la red viaria, cuando hace un año eran ocho.

El año de la pandemia dejó durante el estado de alarma carreteras desérticas por el confinamiento, lo que se tradujo en un desplome del tráfico que algunos días rozó el 90%. En consecuencia, los delitos al volante también se redujeron, en concreto un 20% al pasar de los más de 3.400 detectados en 2019 por las patrullas de la Guardia Civil de Tráfico a casi 2.800 el año pasado. En el arranque de este año se produjo un descenso más acusado, casi cuatro puntos más en la red viaria de la comunidad, ya que prácticamente durante los tres primeros meses estuvieron restringidos las salidas del propio ayuntamiento y a otras comunidades y la hostelería estuvo cerrada y posteriormente con límite horario.

“No hay fiestas, la hostelería ha estado cerrada y, sobre todo, el cierre del ocio nocturno es posible que hayan influido en que tengamos menos delitos en carretera. A esto hay unir que tenemos menos circulación, la gente está cada vez más concienciada y la Guardia Civil realiza numerosos controles preventivos a todas horas”, argumenta Héctor Teixeira, guardia civil en el Sector de Tráfico de Galicia.