Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Dueños de fincas aceleran la plantación de eucaliptos ante el inicio de la moratoria

Imagen de fondo: plantación eucaliptos FDV

Los viveros tienen agotados los plantones y los que aún los venden lo hacen porque ya están reservados | La prohibición entrará en vigor a partir del mes de mayo

A partir de mayo, si se cumplen las previsiones, entrará en vigor en Galicia la prohibición de nuevas plantaciones de eucaliptos hasta que el inventario forestal que se está realizando detalle la superficie exacta que ocupa esta especie en los montes. Pero lo que ha hecho el anuncio de esta suspensión temporal es que los dueños estén acelerando el proceso para reforestar sus fincas, lo que ha provocado que los viveros se queden sin plantones y los que aún disponen de suministro, que es poco, lo repartan solo bajo reserva porque ya lo tienen comprometido.

“Se han acelerado las ventas y la verdad es que queda poco o casi nada para vender. Y el producto que aún queda por distribuir, está todo reservado y comprometido con antelación, al parecer”, aseguró ayer la presidenta de la Asociación de Viveiros Forestales de Galicia (Vifoga), Isabel Álvarez.

Con esta apreciación de que ante la inminente moratoria se han apresurado las plantaciones de eucalipto coincide también el director de la Asociación Forestal de Galicia, Francisco Dans, si bien matiza que es un fenómeno que también se extiende a otras especies como el pino o las frondosas y que encuadra en un proceso de revitalización del sector.

La época para realizar nuevas plantaciones, dependiendo de las condiciones climatológicas, se extiende de octubre a mayo como hábito normal. Pero ante el anuncio, realizado el pasado febrero, de que a partir de mayo se pondrá coto a las plantaciones de nueva superficie, los propietarios apostaron por apurar la faena para evitarse posibles problemas con la entrada en vigor de la moratoria. “La alta demanda tiene que ver con ella, porque de momento los dueños de fincas tienen vía libre”, sostuvo Isabel Álvarez.

A ello se suma que otros propietarios que tenían programado cambiar de especie, pasando de pino a eucalipto, adelanten también la operación –sobre todo en el interior de las provincias de Lugo y A Coruña– en vistas de la prohibición que se implantará a partir de mayo, lo que refuerza la demanda de plantones de eucaliptos y contribuya a que se agoten antes de finalizar la campaña.

Sin embargo, a pesar de esta presión en el mercado, resulta difícil que se disparen las nuevas plantaciones en Galicia, dado que el suministro es limitado ya que los viveros trabajaron con una previsión de producción similar a la de años anteriores al desconocer que se iba a aprobar una moratoria. “Cuando se hace la programación no se sabía nada y ningún vivero estaba preparado. Por tanto, se ha vendido lo programado hace seis meses, pero esta vez de forma acelerada”, indicó Francisco Dans.

En todo caso, el director de la Asociación Forestal de Galicia quiso precisar que la producción del monte cada vez tiene más peso y se reforesta más también con pinos y frondosas, tanto porque los propietarios entienden que la madera tiene futuro y porque se incrementaron las ayudas oficiales para especies distintas del eucalipto.

El pasado año se talaron en la comunidad gallega 10 millones de metros cúbicos de madera, de los que 6,6 millones fueron de eucalipto. Esto traducido a superficie, sería el equivalente a unas 40.000 hectáreas de terreno que habría que replantar este año para mantener las mismas dimensiones.

Talado de eucaliptos en un monte gallego. FDV

Debate parlamentario

Precisamente ayer, en el Parlamento se discutieron los efectos de la moratoria a iniciativa del BNG, que denunció que el anuncio de la prohibición provocó un boom de nuevas plantaciones de eucalipto. El conselleiro de Medio Rural, José González, respondió que no había “evidencias tangibles” de un “efecto llamada” en la plantación de eucaliptos en superficies donde no los había antes.

Recordó que la temporada de primavera es la época ordinaria para realizar plantaciones y que, por lo tanto, resulta “evidente” que estas se produzcan en estos momentos, a las que se sumarían las que quedaron pendientes del pasado año por estar afectado por el confinamiento derivado del estado de alarma por el COVID.

En todo caso, el conselleiro advirtió de que la Xunta reforzará los controles para evitar que se ocupen con eucaliptos nuevas superficies y garantizar el cumplimiento de la moratoria. En este sentido, informó que entre 2016 y 2020 se tramitaron en los servicios jurídicos más de 1.700 expedientes sancionadores en relación a la actividad forestal, y más de 7.400 apercibimientos, de los cuales 1.141 correspondieron al último año. Los apercibimientos evitan, si se cumplen, que las infracciones acaben en sanciones.

Al año se talan en Galicia unas 40.000 hectáreas de monte arbolado

No obstante, quiso enfatizar que todas las plantaciones que respeten el marco legal vigente están permitidas y aquellas que no lo cumplan “serán denunciadas, como siempre lo fueron”. Añadió que el eucalipto permite que más de 80.000 familias puedan tener ingresos por un montante global de 200 millones de euros.

Enfrente, la diputada del BNG María González Albert alertó de una “situación de boom” de plantaciones de eucaliptos, una problemática ante la que ningún representante político de la Xunta “ha salido al paso para avanzar medidas de solución”. “Si no le consta, búsquese otro trabajo, cómo no le va a constar, le consta y miran para otro lado”, censuró la parlamentaria del Bloque, que denunció la “connivencia” del Gobierno gallego con este tipo de plantaciones.

El primer borrador del Plan Forestal, presentado a finales de 2017 –cuando Ángeles Vázquez era la conselleira de Medio Rural– preveía un incremento de 25.000 hectáreas en la superficie dedicada al eucalipto en Galicia la única a prohibición vigente era la plantación de esta especie en zonas naturales o de especial interés paisajístico. Pero se produjo el relevo y con José González como conselleiro se dio un giro a la política de la Xunta. Se introdujeron correcciones en el borrador del Plan Forestal y ahora se propone una reducción del 5% de la superficie destinada al eucalipto, es decir, 20.000 hectáreas menos que las existentes ahora (422.000).

Las cifras del eucalipto

  • Más de 422.000 hectáreas ocupadas

    La superficie de eucalipto es ya casi el doble de la previsión fijada en el anterior Plan Forestal con horizonte de 2030.

  • Casi se duplica la previsión inicial

    El nuevo Plan Forestal prevé reducir un 5% la superficie de eucalipto en Galicia, lo que supone eliminar en veinte años 20.000 hectáreas ocupadas por esta especie.

  • Reducir 20.000 hectáreas hasta 2040

    Según el último inventario forestal con datos de 2018, en Galicia el eucalipto ocupa 422.000 hectáreas, de las cuales 300.500 son eucaliptales puros.

Compartir el artículo

stats