La sección segunda de la Audiencia Provincial de Ourense condenó a 12 años de cárcel a un conductor sin carnet que se dio a la fuga tras arrollar a un motorista, que falleció a causa del atropello.

El tribunal considera al acusado culpable de delitos de homicidio, conducción temeraria y sin carnet, por los que además se le impuso la privación del permiso de conducir durante 6 años.

Los hechos se remontan a septiembre del 2019 en la N-525 a su paso por Ourense, cuando sobre las 11.00 horas el ahora condenado, después de haber consumido bebidas alcohólicas y sustancias estupefacientes, conducía a más de 125 km/h por un tramo con limitación a 60.

A esa velocidad, realizó una maniobra antirreglamentaria de cambio de carril con la que impactó con una moto, que quedó atrapada por la llanta de su rueda trasera contra el frontal del vehículo.

El padre de la víctima iba detrás, en otra moto, comunicados por radio y escuchó el fuerte ruido y el grito de su hijo. La víctima falleció en el hospital tras las heridas sufridas. El Ministerio Público solicitaba para el acusado 20 años de prisión por el atropello, la conducción sin carnet y bajo los efectos de alcohol y drogas, y omisión de socorro, ya que prosiguió conduciendo hasta que su propio coche dejó de funcionar al haber perdido todo el aceite por el impacto.