Eladio Fernández | Ex-PSdeG, Ex-PP, Ex-Vía Nova y edil de CxG en Punxín

“A nivel local influyen más las personas que la ideología”

Eladio Fernández

Eladio Fernández / Iñaki Osorio

Daniel Domínguez

Daniel Domínguez

Si alguien sabe lo que es tener el carné de múltiples partidos políticos en Galicia, ese es Eladio Fernández. Durante años, fue militante del PSdeG ourensano, con cargos como concejal en San Cibrao entre 1997 y 2001 y en Ourense entre 2003 y 2007.

Fernández suma cuatro partidos en su trayectoria: “Busco lo mejor para la gente”

Tras ser apartado de las listas y haber incluso sido secretario provincial del partido, realizó una pirueta política. De atacar la “corrupción” y el “enchufismo” de Baltar y el PP provincial, a aparecer del ganchete con el barón ourensano. La relación fracasó y acabó montando su propio partido, Vía Nova Galicia, que se estrelló. Ahora es edil en Punxín con Compromiso por Galicia.

"En la política encuentras situaciones que no te esperas y tienes que tomar decisiones, convivir con un colectivo de personas. No me arrepiento."

–¿Por qué cambió tanto de formaciones?

–En la política encuentras situaciones que no te esperas y tienes que tomar decisiones, convivir con un colectivo de personas. No me arrepiento. Cuando pasé al PP fue porque pensé que los derroteros de Ourense debían ir por otro lado y podía echar una mano, pero no tuve participación y busqué otro sitio para encontrar soluciones para que la gente viva mejor. Fundé mi partido. Al poco tiempo, me pareció Compromiso la opción más parecida a lo que quería.

–Pero, ¿cómo se pasa de criticar la corrupción de unas siglas a integrarse en ellas? ¿Es más fácil en el ámbito local?

–En el ámbito estatal, la ideología tiene un mayor porcentaje de influencia que en el local. En un concello, te debes a un grupo de personas, familias, amigos que influyen más que la ideología o la marca de unas siglas.

Eladio Fernández-Trayectoria

Fue edil socialista en San Cibrao y fiel a Pachi Vázquez, que le dejó como sustituto al frente del PSdeG ourensano brevemente. En 2003 fue concejal del PSOE en Ourense. Luego fichó por el PP para finalmente montar su partido Vía Nova Galicia. En 2019 logró un puesto de concejal en Punxín por Compromiso por Galicia.

–Eso no lo explica.

–Hay mucha ideología y tienes que hacer lo que te mandan, obedecer sin más. Si no lo haces y tienes criterio, no vas en las listas o te eliminan del partido. Hay actitudes dictatoriales que no me gustan.

–¿Perdió amistades por sus saltos de partido a partido?

–Sigo teniendo amigos dentro del PSOE, del PP... No tengo enemigos en política, pero creo que hay dos tipos de personas que entran en ella. Los que van a corazón abierto, como yo, que pueden equivocarse, y los que buscan beneficiarse. A mí la política me ha quitado y me quita tiempo y dinero.

"Hay gente que vive muy bien de la política, con suelos de 40, 50 o 60.000 euros, sin mover un dedo, pero yo siempre he estado en la oposición"

–¿Vive de la política?

–Yo soy abogado. Como concejal en Punxín cobras por ir al pleno y cuando era diputado provincial, 300 euros por pleno. Podías sacarte 600 euros, tampoco más. En la época del bipartito, iba a reuniones del partido [el PSdeG] con 15 personas, y casi todos tenían coche oficial menos yo, que cerraba el despacho para ir. Había conselleiros, directores xerais... Es verdad que hay gente que vive muy bien de la política, con suelos de 40, 50 o 60.000 euros, sin mover un dedo, pero yo siempre he estado en la oposición

–¿No ha pensado en dejarlo tras salir trasquilado de varias organizaciones políticas?

–Es que a mí la política me gusta (ríe).

Suscríbete para seguir leyendo