Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Xunta gana 856 funcionarios más

Pruebas de funcionarización, en Silleda.

Pruebas de funcionarización, en Silleda.

La práctica totalidad superó unas pruebas hechas a medida donde podía llevar los apuntes

Un total de 856 empleados públicos de la Xunta acaban de convertirse en funcionarios. Son el primer contingente en superar los procesos de funcionarización convocados por la Administración autonómica. De esta manera dejan de ser personal laboral, un colectivo que se rige por el Estatuto de los Trabajadores y no está exento de ser despedido. A partir de ahora quedarán al amparo de las leyes de función pública y tendrán plaza garantizada hasta su jubilación. A las pruebas fueron convocados 903 profesionales, pero se presentaron el 96 por ciento –unos 40 no acudieron– y prácticamente la totalidad superó unos test hechos a medida precisamente para que pudieran aprobarlos: con una batería de preguntas conocida de antemano y la posibilidad de usar apuntes durante el examen.

La funcionarización del personal laboral llevaba ocho años pendiente. Tras la recesión económica de 2008, el Gobierno de Rajoy abrió la posibilidad de despedir a personal laboral para reducir las infladas plantillas de algunas administraciones. Entonces, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, prometió en Galicia blindar a este colectivo convirtiéndolo en funcionario.

A la Administración autonómica le interesa homogeneizar los distintos vínculos laborales que hay en su plantilla, pero además se ahorra dinero puesto que las cotizaciones que paga por el personal laboral son más altas que las de los funcionarios.

Para incentivar al personal laboral a dar el paso, la Consellería de Facenda vinculó el pago de la carrera profesional a estos profesionales a que se comprometieran a funcionarizarse. Sin embargo, no todos los trabajadores laborales de la Xunta están convencidos del cambio. A pesar de que el Gobierno gallego les ha garantizado que mantendrán sus retribuciones –el personal laboral tiene sueldos más altos–, no está tan claro si conservarán los pluses que hasta ahora venían cobrando o cómo afectará a su jubilación.

Con todas estas dudas se convocaron el pasado año las primeras pruebas de funcionarización. Tras retrasarse por culpa de la pandemia, los pasados días 3 y 4 de octubre se celebraron los exámenes.

  • Primer proceso para convertir al personal laboral en funcionario

    Los exámenes se celebraron el 3 y 4 de octubre de 2020 903 aspirantes admitidos Se presentó al examen el 96 por ciento Aptos: 856

Consistió en un concurso-oposición. No es un proceso de carácter competitivo, como sucede en los procesos selectivos de acceso libre. En este caso, solo participaron aquellos trabajadores que eran personal laboral fijo de la Xunta, y que podrán ocupar el mismo puesto una vez superen la prueba, y siempre de forma voluntaria.

Estaban convocados al proceso 903 trabajadores públicos, pero se presentaron el 96 por ciento, es decir unos 866, es decir casi unos 40 se ausentaron y no concurrieron a las pruebas.

Con el objeto de incentivar el paso de régimen se dieron todas las facilidades. El examen fue tipo test y los aspirantes ya tuvieron acceso previamente a una batería de preguntas de entre las que se seleccionaron las que salieron en el examen. Pero además, dispusieron libremente durante la prueba de los textos legales sobre los que se basan las preguntas, aunque sin comentarios. El resultado es que suspendió menos de una decena de aspirantes.

OPE 2021: Se incluyen 160 puestos para la funcionarización de personal laboral

El Diario Oficial de Galicia publicó el pasado viernes los nombres de las personas que resultaron aptas. Según explica la Consellería de Facenda, esta primera convocatoria de procesos de funcionarización terminará con la toma de posesión de estos profesionales como funcionarios de carrera.

“Se hace a la inversa, empezamos nombrado personal y a posteriori nos dirán cuáles van a ser sus condiciones laborales”

decoration

La CIG ha denunciado el “oscurantismo”: “se hace a la inversa, empezamos nombrado personal y a posteriori nos dirán cuáles van a ser sus condiciones laborales”.

Este sindicato critica que exigieron desde el primer momento negociar las condiciones laborales y salariales como paso previo a la funcionarización.

“A día de hoy aún son muchas las incógnitas que tiene el personal que va a ser nombrado funcionario de carrera. Seguimos sin un concurso de traslados previo como personal laboral, sin saber la equivalencia entre los pluses del personal laboral y los complementos salariales del personal funcionario o cual va a ser el nivel en el que encuadrarán a cada categoría.

Compartir el artículo

stats