Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Sergas, ante la obligación legal de contratar miles de enfermeras

Una enfermera en Urgencias de Povisa. MARTA G. BREA

Para cumplir la ley harán falta 5.900 empleos más en el Sergas y 2.900 en la privada

El Congreso está tramitando una ley que, si prospera su texto original, impondrá unos ratios de enfermeras que obligarán a Galicia a contratar a 8.800 profesionales más –5.900 en la sanidad pública y 2.900 en la privada–. Se trata de una iniciativa legislativa popular impulsada por el sindicato SATSE y a la que la Cámara Baja ha dado ya luz verde el pasado mes de diciembre con el respaldo de todos los grupos parlamentarios, salvo PNV y JxCat. Ahora se encuentra en fase de enmiendas, de manera que los partidos pueden plantear modificaciones al texto legal, que ha llegado a las Cortes con el aval de 660.000 firmas.

De prosperar esta ley Galicia necesitaría un 64 por ciento más de enfermeras para cumplir las ratios propuestas, según el cálculo realizado por SATSE-Galicia. En las plantas de hospitalización se establece que debe haber al menos una enfermera por cada ocho pacientes. Esto supone una importante ampliación de personal respecto a la normativa actual de la Xunta. El Sergas fija por decreto una ratio mucho más laxa: dos enfermeras por turno en cada unidad de hospitalización, que tendrán una capacidad máxima de 50 camas. Y además una de ellas podrá ser una auxiliar de enfermería.

Además, la nueva ley que se discute en el Congreso fija que en cada Unidad de Cuidados Intensivos debe haber mínimo una enfermera por cada tres pacientes. Y en Atención Primaria no se podrán asignar más de 1.500 tarjetas por cada profesional de enfermería.

Los promotores de esta ley argumentan que éstas son las ratios recomendadas para dar “seguridad a los pacientes”. Alegan que, según distintos estudios, la infradotación de enfermeras y enfermeros conlleva un aumento de un 7% en la mortalidad de pacientes hospitalizados.

De aplicarse esta ley el Sergas tendría que contratar a 4.875 enfermeras más en Atención Especializada e incrementar en más de un millar la plantilla de Atención Primaria. Pontevedra es la provincia con más déficit: tendría que elevar en 2.618 sus profesionales. A Coruña necesitaría 2.070, Ourense 794 y Lugo 437.

Simultáneamente a la tramitación en el Congreso, SATSE está recabando el apoyo de los grupos parlamentarios y asegura que cuenta ya con el aval de Unidas Podemos, PP y Ciudadanos.

A la sanidad privada le preocupa el impacto de esta ley. El presidente de la Asociación de Hospitales Privados de Galicia (Ahosgal), José Ignacio Vidal, ha enviado una carta al conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, para preguntarle como prevé dar cumplimiento a esta normativa dado el déficit de enfermeras que hay en Galicia.

  • Galicia tiene casi 14.000 enfermeras

    El número de enfermeras en Galicia asciende a 13.700. Un total de 9.192 trabajan en el Sergas y 4.500 en la privada.

  • Unas ratios más exigentes que las de la Xunta

    La ratio mínima que fija el Sergas es una enfermera por cada 50 pacientes. La nueva ley propone una profesional por ocho pacientes.

  • El reparto de las nuevas plazas de enfermería

    Pontevedra tendría que sumar 2.618 enfermeras más, A Coruña 2.070, Ourense 794 y Lugo debería incrementar en 437 las plazas.

“Hay que elevar las plazas de formación y reducir la precariedad laboral”

Malules Carbajo - Secretaria general autonómica de SATSE-Galicia

decoration

Malules Carbajo

En Galicia hay aproximadamente 13.700 profesionales de enfermería, de las cuales 9.192 trabajan en el Sergas. La secretaria general autonómica de SATSE-Galicia, Malules Carbajo, advierte que la situación es “penosa” con casos en los que una sola enfermera tiene que hacerse cargo de hasta 25 pacientes.

–Si finalmente prospera la ley y hay que contratar 8.800 enfermeras más en Galicia, ¿de dónde van a salir? ¿hay profesionales disponibles para cumplir con estas ratios?

–Enfermeras hay, lo que pasa es que muchas debido a la precariedad que hay en el Sergas se han marchado al extranjero. Otras profesionales están en las listas pero en suspensión de llamamientos porque los contratos que les ofrecen son irrisorios. Y hay otras que se han buscado la vida en otros ámbitos porque no veían futuro en su profesión con las condiciones que se ofrecen.

–¿Pero no habría que formar a más enfermeras?

–Sí, debe aumentar el alumnado de las escuelas de enfermería. LLevamos años diciendo que las plazas son insuficientes.

–Entonces, el Sergas además de contratar más enfermeras para cumplir las ratios que propone la nueva ley que tramita el Congreso, ¿tendría que mejorar también sus contratos y hacerlos más atractivos?

–Sí, hay que buscar estabilidad y para ello los contratos deben ser superiores a un año. La única mejora que hubo en los últimos años fue la creación de los contratos de continuidad, que son de un año prorrogables a tres. Pero se han hecho pocos de momento.

–¿Por qué hace falta mejorar las ratios de enfermería por paciente?

–Ahora, en algunos casos, hay enfermeras que se ocupan de hasta de 25 pacientes. Están peor atendidos. Esto deriva en que al final el paciente va a necesitar más días en el hospital para recuperarse. A veces, incluso se le da el alta antes de tiempo y después hay reingresos. A más profesionales más eficacia y más eficiencia. La carencia de enfermeras es una realidad. Esto lo tenemos que subsanar. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda una enfermera por cada seis o ocho pacientes.

–¿Confía en que finalmente se apruebe la ley que propone SATSE?

–Yo creo que sí. Tenemos el apoyo de los grupos.

Compartir el artículo

stats