Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Oposiciones de educación en Galicia: plazas y formato de las pruebas

Oposiciones a enfermería en el año 2019 en el recinto ferial de Silleda Bernabé/Javier Lalín

Las oposiciones de educación de este año estrenarán un nuevo formato. Serán muy distintas a las realizadas hasta ahora porque la pandemia ha obligado a organizarlas de un modo muy diferente con el objeto de evitar las aglomeraciones de personas y reducir al mínimo el riesgo de contagio, ya que por las 3.894 plazas que hay en juego competirán 26.744 aspirantes, un 50% más que los apuntados en las pruebas de 2019. Como grandes novedades, los ejercicios se realizarán en sedes distintas, en hasta 16 localidades, y en fechas escalonadas.

En las ediciones anteriores, los opositores se reunían, por norma general, en las instalaciones feriales de Silleda y eran convocados el mismo día para enfrentarse a un examen idéntico para todos. Sin embargo, estas reglas ya no rigen y lo que mandan son los protocolos de seguridad ante el COVID.

Localidades seleccionadas

Así, para la primera prueba, las citas serán entre los días 19 y 25 de junio y los aspirantes afrontarán sus ejercicios en las siete ciudades gallegas –en espacios facilitados por las universidades– y en otras nueve localidades, de las que ya están seleccionadas Vilagarcía, Lalín, Oleiros, Viveiro y O Carballiño. El resto de concellos donde se harán las pruebas está aún pendiente de determinar, aunque los sindicatos docentes han señalado opciones como Culleredo, Narón, Foz, Sarria, Vilalba, Ribadavia, Allariz, Porriño y Cangas.

El dispositivo fue presentado ayer por el director xeral de Centros e Recursos Humanos, Jesús Álvarez, a los representantes sindicales en la mesa sectorial de educación.

Catedráticos

La convocatoria comprende 3.894 plazas de casi un centenar de especialidades para el cuerpo de maestros y de profesores de ESO, técnicos de FP o de escuelas oficiales de idiomas, entre otros. El cupo más extenso corresponde al de catedráticos de Secundaria, con 1.232 puestos en juego.

Como las pruebas se repartirán por las cuatro provincias y además se realizarán en días escalonados, hubo que duplicar –con respecto a 2019– el número de tribunales, que serán 359, lo que supondrá movilizar a 3.500 profesores entre titulares y suplentes. Esto lleva a que se reduzca el número de personas opositoras por tribunal, que pasarán de las 109 de hace dos años a las 74 de ahora.

Plazo límite

Y serán los tribunales los que, a través de la web de la Consellería de Educación, comuniquen la fecha de realización de las pruebas, la hora y el lugar. La parte práctica, en todo caso, tendrá como data límite el 23 de julio.

Otra novedad del nuevo formato, que contará con un protocolo específico de seguridad, es que se suprime la tradicional presentación de los opositores en la primera jornada para recibir las instrucciones. Estas figurarán en la página web de la Consellería de Educación.

Y ya no será necesario que los interinos se presenten al procedimiento selectivo. Aunque no acudan a las pruebas, conservarán sus derechos en las listas de contratación para prestar servicios como interinos o sustitutos. Hasta ahora, si no acudían por lo menos a firmar el examen, eran penalizados en los llamamientos.

Estos cambios son ahora posibles por la modificación introducida por la Xunta en la ley de acompañamiento de los presupuestos de 2021, que permite romper el rígido protocolo para la celebración de oposiciones y convocar pruebas en turnos, días y sedes distintos y con exámenes diferentes.

Compartir el artículo

stats