Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

¿Cómo será la nueva tarjeta sanitaria del Sergas?

Empleo de una tarjeta sanitaria en una farmacia gallega

Empleo de una tarjeta sanitaria en una farmacia gallega Juan Varela

La atención sanitaria en Galicia estará en poco tiempo accesible a golpe de clic. La pandemia ha obligado a replantearse la forma de acceder a los servicios de salud. Para disminuir el riesgo de contagios la presencia física en ambulatorios y hospitales se ha minimizado. El primer paso fue apostar por las consultas telefónicas. Pero ahora el Sergas va un paso más allá. La Consellería de Sanidade ultima una app para el móvil que incluirá una tarjeta sanitaria virtual. Ya no será necesario cargar con la tarjeta física para efectuar gestiones ante el Servicio Galego de Saúde o pedir recetas en las farmacias. Bastará con llevar el móvil.

Ésta será la herramienta que se usará también para las videoconsultas con el médico. Aunque la Consellería de Sanidade asegura que se mantendrá la presencialidad en la atención sanitaria, el futuro pasa por abrir otros canales de comunicación entre paciente y facultativo.

El Comité de Bioética de Galicia ha denunciado en un informe que la pandemia ha dificultado la accesibilidad de los pacientes al sistema de salud.

Se apostó por las citas telefónicas, pero los propios médicos advierten que este sistema tiene sus limitaciones. Las videoconsultas permitirán al facultativo no solo escuchar al paciente sino también verlo y eso facilitará su evaluación.

Funcionalidades

Todo esto será posible a través de la nueva aplicación “Sergas Móbil”. “Se mejorará el acceso a aplicaciones ya existentes de una forma más intuitiva, con nuevas facilidades como el acceso a la tarjeta sanitaria virtual y la videoconsulta”, explican desde la Consellería de Sanidade.

Desde esta aplicación se podrá pedir cita con el médico de Atención Primaria, ver las consultas pendientes, acceder al catálogo de apps del Sergas o consultar la ubicación de los centros sanitarios más cercanos.

“El paciente dispone de su tarjeta sanitaria almacenada dentro de la aplicación móvil. Equivale a la tarjeta física para efectuar las gestiones necesarias con el Servicio Galego de Saúde y en las farmacias”, informa la Xunta.

Pero además esta aplicación actuará como “lazarillo” para que los pacientes no se pierdan en el laberinto de los centros hospitalarios. Entre sus funcionalidades, estará un servicio de geolocalización en los edificios del Sergas. Cada usuario podrá fijar como favoritos su centro de salud y hospital de referencia para no tener que repetir búsquedas. Permitirá ver la localización del centro en Google Maps y calcular la ruta para ir al centro y una vez en su interior le permitirá orientarse para llegar sin demora al servicio concreto al que está citado.

El Sergas se apunta así a la sanidad virtual y a la telemedicina, un servicio que ya ofrecen las aseguradoras privadas a sus clientes. De hecho, desde la pandemia han proliferado las plataformas sanitarias que ofrecen videoconsultas.

Mayor uso de internet

Según la última encuesta del Instituto Nacional de Estadística (INE) sobre el uso de las tecnologías entre la población, dos de cada diez gallegos ya accedieron a servicios de salud online el pasado año en lugar de acudir al hospital. Fueron un total de 345.000 pacientes de entre 16 y 74 años que optaron por las nuevas tecnologías para interactuar con su médico o acceder a su historial o al resultado de pruebas diagnósticas.

Y es que internet se ha convertido incluso en una fuente de información para muchos gallegos preocupados por su salud, un hábito que se ha incrementado desde la aparición del COVID. El pasado año el 63 por ciento de los gallegos hicieron algún tipo de consulta relacionada con temas sanitarios en la red. Antes de la pandemia, el porcentaje de personas que acudían a Google para informarse de posibles enfermedades o tratamientos era del 54,8 por ciento.

Compartir el artículo

stats