Las fuerzas del orden formularon casi 40.000 denuncias por incumplimientos de las medidas decretadas para contener la pandemia de COVID-19 desde el 25 de octubre, inicio de la segunda ola de la pandemia, hasta ahora, según las cifras facilitadas ayer por el director xeral de Emerxencias, Santiago Villanueva. De estas denuncias, 14.000 fueron impuestas por los diferentes cuerpos de polícias locales de los municipios, 16.000 por la Guardia Civil, otras 6.000 por la Policía Nacional y 2.000 por la policía adscrita a la Comunidad autónoma. Así, Villanueva resaltó las acciones de información, coordinación y aclaración de medidas llevadas a cabo por el Sacop, órgano creado para la coordinación de los cuerpos de seguridad, emergencias y protección civil en la pandemia.

El responsable autonómico compareció a petición propia en la Comisión del Parlamento autonómico y aseguró que “una parte importante” de brotes registrados en Ourense procedieron de Portugal. Con tal motivo se mostró crítico por la “falta” de apoyo por parte de la Delegación del Gobierno a la hora velar por el cumplimiento del cierre de la frontera con Portugal, país al que ha responsabilizado de “una parte importante de los brotes” registrados en comarcas del sur de Ourense.