La Xunta de Galicia amplía hasta los 7 millones de euros la dotación de la línea de ayudas dirigida a los sectores de la hostelería y la restauración, para facilitar su actividad y que sea compatible con las medidas de protección de la salud ante la COVID-19.

Así, el anuncio en el Diario Oficial de Galicia (DOG), se añade un refuerzo de 4 millones de euros, que tiene como objetivo la cobertura del mayor número posible de inversiones que están realizando los establecimientos en el acondicionamiento de los espacios exteriores y en la puesta en marcha del servicio de ventas a domicilio o para llevar.

El vicepresidente económico y conselleiro de Economía, Empresa e Innovación, Francisco Conde, destacó que esta ampliación da respuesta a la enorme demanda e interés que ha despertado en el sector esta convocatoria, con apoyos de hasta el 80% de la inversión.

El programa ofrece ayudas directas a autónomos y pymes de menos de 50 trabajadores, siendo la ayuda mínima de 1.200 euros y máxima de 20.000. Además, incluyen la aportación de anticipos en el momento de la resolución favorable de la ayuda por la mitad de la cuantía de los gastos realizados.

El plazo de presentación de solicitudes estará abierto hasta el próximo día 28. Entre las características de las solicitudes de apoyos presentadas hasta ahora, destaca la dimensión de los proyectos de adecuación de los exteriores, ya que una parte importante de los restaurantes y de las cafeterías solicitantes acometieron reformas sustanciales en esa parte de sus locales.

Las ayudas facilitadas por el programa de la Xunta pueden destinarse a cubrir los gastos e inversiones realizados para instalar cierres estables o elementos desmontables que sirvan de aislamiento o protección, renovación del mobiliario, instalación de sistemas de iluminación y aparatos calefactores en las terrazas, así como de mejora de la fachada exterior de los establecimientos.

Los hosteleros tildan de “auténtica perversión” las ayudas de la Xunta y han convocado mañana movilizaciones en los distintos municipios para reclamar indemnizaciones, organizados a través de la Plataforma na Defensa de Hostalaria Galega: “Somos empresas intervenidas por el gobierno, al que exigimos medidas económicas justas, a la altura del daño infligido”, argumentan.