BNG y PSdeG se oponen a la renuncia de la Abogacía del Estado a recurrir la sentencia judicial que obliga a los herederos del dictador Francisco Franco a devolver al erario público el pazo de Meirás (Sada), pero también impone el pago a estos de una indemnización por los gastos de mantenimiento.

El líder de los socialistas gallegos, Gonzalo Caballero, pidió a la administración central explorar “todas las posibilidades jurídicas” para no pagar “un euro” a los familiares de Franco por recuperar un inmueble que fue “expoliado”.

Por su parte, el diputado del Bloque en el Congreso, Néstor Rego, tachó de “vergonzosa” esa parte de la sentencia de la Audiencia Provincial de A Coruña, que los Franco van a recurrir para mantener la propiedad, situada en Sada.