El Ayuntamiento de Sada celebra que la Audiencia Provincial de A Coruña haya confirmado que el Pazo de Meirás es propiedad del Estado, “ratificando una sentencia histórica conseguida desde Galicia,“ por lo que supone el paso al patrimonio público” de este inmueble.

Con todo, el gobierno local rechaza varias de las consideraciones contenidas en los fundamentos de la sentencia, y, muy especialmente, la declaración como “poseedores de buena fe” de los herederos del dictador y la consiguiente incorporación al fallo del deber de liquidación posesoria en tal condición, lo que obliga a abonarles no solo gastos necesarios sino también los gastos útiles y, sobre todo, “a consolidar a favor de los Franco todos los ingresos generados por el Pazo y no compensarlos en la liquidación”.

El Concello de Sada recurrirá el apartado concreto relativo a la liquidación del estado posesorio como de buena fe, y solicita expresamente que las otras partes (Estado, Xunta de Galicia, Diputación de A Coruña y Ayuntamiento de A Coruña), en especial al Estado como parte actora, formalicen también sus recursos en tal sentido.