El presupuesto para la ayuda al desarrollo a través del plan director de la Xunta para cooperación se incrementa un 12% este año, con una dotación de 7,4 millones de euros, lo que conlleva 801.400 euros más respecto al año pasado. El ejecutivo gallego da así cumplimiento al compromiso de garantizar un incremento anual presupuestario igual o superior al 11,4% adquirido en IV Plan Director de Cooperación Galega 2018-2021, que finaliza este año.

En los últimos cuatro años el incremento presupuestario para cooperación ha sido del 64%, si bien conviene resaltar que en los siete años anteriores había descendido un 66%. Pese a que la partida de ayuda al desarrollo creció de los 4,1 millones de 2016 a los 7,4 de 2021, sigue en niveles de 2004, dado el fuerte recorte entre 2009 y 2016. La principal novedad es que la Xunta impulsa una estrategia de respuesta al COVID-19 para adaptar los recursos a la lucha contra el coronavirus y la atención a los colectivos más vulnerables y más afectados por la pandemia. Entre las actuaciones previstas figuran las habituales convocatorias públicas plurianuales para proyectos de cooperación exterior, acción humanitaria, investigación para el desarrollo, además de seis bolsas de formación de expertos en cooperación internacional para el desarrollo.

Se mantiene también la línea financiera para ayuda humanitaria o de emergencia con el objetivo de dar respuesta por parte de la Xunta cuando se produzcan llamamientos internacionales por alguna catástrofe o crisis humanitaria, teniendo en cuenta la actual pandemia.

Este año se han firmado convenios con AECID, Farmamundi, Asociación Solidariedade Galega co Pobo Saharaui y los comités españoles de las agencias de naciones Unidas, ACNUR y UNRWA. En el ámbito de la educación se firmarán acuerdos con la Coordinadora Galega de ONGD, o Fondo Galego de Cooperación y las tres universidades gallegas. También con la fundación Cetmar y Agareso, entre otros.