Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cuenta atrás para la nueva revisión obligatoria de los edificios antiguos en Galicia

Edificio del antiguo liceo recreativo en Estribela (Pontevedra)

Edificio del antiguo liceo recreativo en Estribela (Pontevedra) R. V.

El decreto que regulará y obligará a realizar una nueva inspección a los edificios residenciales con más 50 años de antigüedad entra en su recta final. La Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Vivenda lo ha enviado esta semana al Consello Consultivo para someterlo a su valoración y la previsión es que la Xunta lo apruebe de forma definitiva a finales del próximo mes, con lo que entrará en vigor, si se cumple el calendario, en abril, un mes después de su publicación el Diario Oficial de Galicia. Esto quiere decir que a partir de entonces comenzará a contar el plazo de un año por el que las comunidades de vecinos y propietarios de 360.000 edificios en Galicia tendrán que responder de esta exigencia. Para marzo de 2022, todos ellos deberán contar, al margen del tamaño del municipio, con un informe técnico que analice la integridad estructural del inmueble, su nivel de accesibilidad y la eficiencia energética del bloque.

El nuevo requisito se denomina Informe de Evaluación de Edificios (IEE), de su control y gestión se encargarán los ayuntamientos, y deberá acreditar el estado de conservación general en que se encuentra la edificación, el nivel de cumplimiento de la normativa vigente sobre accesibilidad y el grado de eficiencia energética. Es, por tanto, de efecto más amplio que la revisión técnica a la que están sometidos actualmente los inmuebles de vivienda colectiva –que analiza básicamente la conservación estructural de la construcción para validar su seguridad– ubicados en los municipios de más 25.000 habitantes.

En un año deberán pasar la evaluación de seguridad, accesibilidad y eficiencia energética

Pero además se introducirá un cambio sustancial, dado que el IEE será de aplicación obligatoria en todo el territorio de la comunidad autónoma para los edificios que superen el medio siglo de antigüedad, con independencia del tamaño del municipio en el que estén construidos. Ahora, las revisiones técnicas solo están vigentes en los concellos que cuentan con más de 25.000 habitantes. La Xunta estima que en total serán unos 360.000 los edificios que deberán pasar esta evaluación.

En los 18 ayuntamientos de más de 25.000 habitantes, a la inspección técnica –que mantendrá su validez y no habrá que repetirla, salvo que expire su vigencia– se tendrá que sumar la de accesibilidad y la de eficiencia energética, pero en el resto del territorio será la primera inspección a la que se sometan los edificios de más de 50 años de antigüedad. Esta exigencia, por tanto, afectará a 295 municipios que hasta ahora estaban exentos de estas revisiones.

¿Cuál será su precio? El sector calcula que para un edificio de 12 viviendas con dos puertas por planta, locales comerciales, dos fachadas y un patio de luces rondará los 1.000 euros. Es decir, unos 90 euros por piso, en el caso de tener que realizar la inspección completa con los tres elementos.

Aunque el control lo lleven los concellos, las evaluaciones quedarán anotadas en un registro que aún debe crear la Xunta.

Como norma general, la IEE se tendrá que pasar antes de abril de 2022, pero los ayuntamientos, según se recoge en el decreto, podrán ampliar el plazo en dos años más, en función del número de edificios y su antigüedad, así como de los medios de que disponga cada concello para realizar los controles. En todo caso, no habrá tal prórroga para los inmuebles catalogados con algún tipo de protección.

Compartir el artículo

stats