Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Galicia y Asturias se abren a proyectos conjuntos para fondos anticrisis de la UE

Operarios trabajando en PSA-Vigo

Operarios trabajando en PSA-Vigo

“Es una oportunidad única y un reto administrativo colosal”

Santiago Sesto - Director para la zona noroeste de la APD

decoration

El Next Generation trae bajo el brazo un enorme pan equivalente al 3% del Producto Interior Bruto (PIB) español durante los próximos cinco años. “Es una oportunidad única y también un reto administrativo colosal”, según el director de la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD) en la Zona Noroeste, Santiago Sesto, que ve “margen de mejora evidente” en el horneado teniendo en cuenta cómo se ejecutaron las anteriores remesas comunitarias. La pandemia deja a la economía europea débil y con hambre. “Casi diría que está en cuidados intensivos”, apunta Pablo Junceda, subdirector general de Banco Sabadell y máximo responsable de Sabadell Gallego. Pero hay vacuna también para eso, una dosis inicial en el “necesario y obligado apoyo al mundo empresarial” y la segunda gracias a los fondos de reconstrucción europeo, donde la colaboración “mano a mano” entre sector público y privado “es clave”. Falta mucho por saber. ¿Cuándo llegará el dinero? ¿Con qué criterios se filtrará? ¿Cuánto se financiará? Galicia y Asturias tienen un ADN social y económico tan parecido que lo que se decida afectará casi por igual a ambas comunidades, abiertas a “trabajar en proyectos comunes”, como aseguró el vicepresidente segundo y conselleiro de Economía, Francisco Conde, ayer, durante el webinar organizado por APD y patrocinado por el Sabadell sobre el papel que el programa de la UE para la reconstrucción tras el COVID-19 puede tener en el futuro de las dos regiones.

“La vacuna económica son los fondos de la UE y el apoyo a empresas”

Pablo Junceda - Subdirector general de banco Sabadell

decoration

“La suma de esfuerzos dará una oportunidad real a los fondos”, defendió el conselleiro, para ganar “una economía más resiliente”. Envejecimiento, dispersión, niveles de renta, una parte de la industria en declive... La situación de partida de las autonomías vecinas “es muy similar”, admite Conde, “conscientes de la oportunidad de transformación de nuestro tejido productivo”. “Creo que es bueno una posición compartida del Noroeste ante los criterios de reparto –añade– para competir en igualdad de condiciones con el resto de territorios”.

Un momento, ayer, en la apertura de la webinar de APD y Sabadell sobre fondos europeos.

“La suma de esfuerzos es la oportunidad real para transformarnos”

Francisco Conde - Vicepresidente 2º de la Xunta

decoration

Esa histórica colaboración entre Galicia y Asturias “es una forma de trabajo”, alaba Ana Cárcaba, consejera de Hacienda del Principado. La “ingente” movilización de recursos por parte de la UE a través del Gobierno requiere “agilidad, efectividad y eficacia”. Asturias tiene un comité asesor con los agentes sociales y económicos para “una gobernanza multisectorial” de las ayudas y los préstamos que reciba y una oficina de proyectos “como enlace entre el Ejecutivo y las iniciativas público y privadas”. “Es evidente que la situación y la magnitud cambian, pero contamos con bagaje a las espaldas para el reto por los años que llevamos gestionando fondos europeos”, reivindica.

“Tenemos el bagaje de la gestión de fondos de los últimos años”

Ana Cárcaba - Consejera de hacienda del principado

decoration

Aunque el Next Generation se lleve los titulares, hay, como recuerda la directora de la Agencia de Desarrollo Económico del Principado de Asturias (Idepa), el marco financiero plurianual dotado con 1,8 billones de euros. “Lo que se debe hacer es engrasar la maquinaria y reforzarla con recursos nuevos”, incide Eva Pando, en referencia igualmente a la experiencia acumulada en tramitación de fondos europeos. A eso suma el director general del Igape, Fernando Guldrís, “otras fórmulas de financiación posibles de la propia administración y las entidades financieras para proyectos que sean viables”. Las dos administraciones aseguran que una parte de las ideas en las que trabajan vienen de antes de la pandemia y que lo importante es ahora madurarlas y adaptarlas a los requisitos concretos que faltan por conocer.

“La intensidad de las ayudas –reconoce Guldrís– será el caballo de batalla”. Sí están claras las temáticas con la apuesta de la UE por la digitalización, la economía circular, y la transición energética como pilares fundamentales. “Sabemos también que en marzo es posible que lleguen las primeras ayudas –detalla Luis Socías, jefe de la Oficina Técnica de Apoyo para Proyectos Europeos de la CEOE– y que es posible que se modifiquen lo límites de las ayudas de Estado”. El cambio afectaría de lleno al porcentaje subvencionable en los proyectos de grandes empresas porque las pymes “serán claramente superiores en intensidad”. “No importa el sector, sino el proyecto y cualquiera puede presentarse y captar fondos”, remarca.

Compartir el artículo

stats