El diputado del BNG en el Congreso, Néstor Rego, avisó ayer de que “cada día que pasa” sin la comprometida rebaja de peajes de la AP-9 “supone una pérdida de crédito para el Gobierno porque no hay razones objetivas para seguir demorando esta medida”. Así se manifestó tras participar en una reunión telemática con asociaciones de transportistas, a la que también asistieron la portavoz nacional del BNG, Ana Pontón, y el diputado autonómico Paulo Ríos.

De este modo, incide en que el Bloque mantiene el ultimátum de este mes como fecha límite para que se apliquen los descuentos antes de impulsar movilizaciones. “No puede seguir incumpliendo un acuerdo”, advirtió al Ejecutivo central.

Las asociaciones de transportistas y viajeros manifestaron su intención de dirigirse al Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana para reclamar que los descuentos comprometidos entren en vigor lo antes posible.

En el mismo sentido, según Rego, diversas asociaciones expresaron la disposición a apoyar movilizaciones, si fueren precisas, para lograr que el Gobierno cumpla los compromisos adquiridos con Galicia.