El Gobierno gallego seguirá asumiendo durante todo el año 2021 el 100% del coste del alquiler de aquellas familias que por su situación de especial vulnerabilidad o por falta de recursos económicos estén percibiendo el llamado Bono de Alugueiro Social. Esta medida se tomó este año con carácter excepcional por el coronavirus, beneficiando a 512 hogares. Ahora, el Consello de la Xunta decidió prorrogar también la misma prestación durante el próximo año. La previsión es llegar a 800 familias, según avanzó el vicepresidente primero, Alfonso Rueda.