Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Xunta ve “insuficiente” la implicación de las empresas en materia de conciliación

Advierte que “no hay una percepción adecuada de la realidad demográfica” por parte de los agentes económicos | Dará prioridad en la contratación a firmas que apoyen a las familias

Una escuela infantil, en el polígono de A Veigadaña, en Mos FdV

La Xunta considera “insuficiente” la implicación del tejido empresarial en el desarrollo de políticas de conciliación de la vida laboral y familiar. Así, lo advierte la Consellería de Política Social en la memoria de sus presupuestos para 2021, que identifica la falta de apoyo de las empresas como una de las “amenazas” de la situación demográfica de Galicia. El departamento que dirige Fabiola García puntualiza que la conciliación es “corresponsabilidad de todos y, por lo tanto, requiere también de la implicación de la iniciativa privada”.

El Parlamento de Galicia está tramitando el proyecto de Ley de Impulso Demográfico que contempla medidas para alentar precisamente a las empresas a contribuir a la conciliación de la vida laboral y familiar de sus plantillas. Así, prevé ayudas públicas para costear excedencias o reducciones de jornada y crea un sello para empresas comprometidas con la conciliación. Este distintivo les dará prioridad en la contratación pública y también tendrán facilidades para conseguir suelo empresarial donde ubicar guarderías para sus empleados.

La situación demográfica de Galicia es crítica. La comunidad es la segunda más envejecida de España y el índice de fecundidad está en 1,02 hijos por mujer, frente a la media estatal de 1,23 o los 1,56 de la Unión Europea.

Según reconoce la Xunta, las familias gallegas demandan cada vez “más medidas y recursos de calidad” para poder compatibilizar sus responsabilidades laborales con el cuidado de sus hijos.

El Gobierno gallego dispone de 2.249 plazas de guardería, a las que se suma la oferta del Consorcio Galego de Benestar y las escuelas infantiles de iniciativa privada. Política Social presume de que la ratio de cobertura de guarderías en relación a la población infantil de 0 a 3 años es en Galicia del 44 por ciento, por encima de la media recomendada por la UE del 33 por ciento.

A pesar de ello, las cifras de natalidad siguen a la baja. ¿Donde está el problema? En un análisis DAFO donde se analizan fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas, la Consellería de Política Social advierte como una “amenaza” la poca implicación de las empresas y también la “falta de visibilidad, conocimiento y percepción adecuada de la realidad demográfica por parte de los diferentes agentes sociales y económicos, así como de la sociedad en general”. Es decir, falta concienciación sobre el problema.

La pandemia “pone en crisis” los servicios tradicionales de conciliación

Pero la situación podría incluso agravarse debido al impacto del COVID-19. Política Social señala en su memoria de los presupuestos que la pandemia “pone en crisis los recursos tradicionales de conciliación, además de aumentar la vulnerabilidad de los niños”.

Una de las dificultades a las que se enfrenta la Administración autonómica a la hora de impulsar políticas de conciliación es, tal y como reconoce la Xunta, “la dinámica poblacional diferente entre las provincias occidentales y las orientales”. Según explica, esto complica “poder acceder en condiciones de igualdad a los servicios”.

Pero si estos son los puntos críticos, la Xunta identifica también las fortalezas en materia de política demográfica y cita la nueva ley que tramita el Parlamento, la participación de Galicia en redes europeas y nacionales de territorios afectados por el cambio demográfico y la “existencia de proyectos, programas y recursos de calidad para la atención a las familias”.

Al margen de la conciliación, la Consellería de Política Social apunta que en la atención a los problemas de la infancia faltan servicios de intervención con las familias en el ámbito preventivo. “Hay que aumentar el trabajo preventivo de los servicios sociales”, señalan. Además, la Xunta advierte que problemáticas como los menores con trastornos de comportamiento y salud mental irán en aumento y se requiere la implantación de recursos específicos.

Política Social apostará por servicios “de menor coste económico y más aceptación” para atender más dependientes

Más de 62.000 gallegos se benefician de alguna prestación del sistema de dependencia. El incremento de dependientes atendidos en los últimos años ha sido importante pero aún así todavía hay lista de espera y se estima que aproximadamente hay otros 70.000 dependientes que no perciben ninguna ayuda pública porque han renunciado a solicitarla.

La Consellería de Política Social reconoce que se arrastra “una situación deficitaria” en la atención a la dependencia derivada del volumen de personas desatendidas que se generó en los primeros años de implementación de este sistema de prestaciones. La situación se agravó, según reconocen, con la obligación de atender a 15.000 dependientes leves a partir de julio del año 2015.

Y todo ello en un contexto en el que el volumen de solicitudes continúa creciendo “considerablemente”, en palabras de la consellería recogidas en la memoria que acompaña a sus presupuestos para 2021.

Y pese al “considerable esfuerzo que se realizó en los últimos años” tanto presupuestario como de gestión, la Xunta admite que “no es suficiente”. A esto se añade que las proyecciones demográficas advierten de “un incremento exponencial” de la población mayor de 65 años, lo que acarreará un mayor número de personas dependientes en la comunidad autónoma.

En este contexto, Política Social advierte que, “aún absorbiendo el déficit de atención” harán falta más recursos y más servicios. Y para ello apostará por prestaciones “de menor coste económico y más aceptación social” para ampliar el número de beneficiarios. Se refiere así, por ejemplo, a las ayudas a domicilio, que permiten a los mayores permanecer en sus hogares y tienen para un menor impacto económico para la administración, o a los programas de prevención de la dependencia para que los ancianos puedan mantener su autonomía el mayor tiempo posible.

Compartir el artículo

stats