Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alberto Núñez Feijóo | Presidente de la Xunta

“Empezaremos a vacunar contra el coronavirus a finales de la segunda semana de enero”

“No tendremos dosis el próximo mes para todos los mayores, pero intentaremos inmunizar en cuatro semanas a la mayor parte de los usuarios de las residencias”

Núñez Feijóo, en su despacho de San Caetano

Núñez Feijóo, en su despacho de San Caetano Xoán Álvarez

Curtido ya en la gestión de la crisis financiera de 2008, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, lidia ahora con una pandemia sin precedentes presumiendo además de no desfallecer en el intento. Defiende que nunca trabajó tanto como en estos cien primeros días de legislatura, pero son muchos los frentes que tiene abiertos: además de la crisis sanitaria y social, debe reflotar la economía gallega seriamente dañada por el impacto del COVID-19. Aunque prefiere ser “prudente” cree que en 2021 se dejará de destruir empleo y confía en salvar, al menos en parte, el Xacobeo.

–Le tocó gestionar la recesión económica de 2008 y ahora la pandemia. ¿Se ha arrepentido en algún momento de haberse presentado de nuevo como candidato a la Xunta en las últimas elecciones?

–No, al contrario. La noche electoral del 12 de julio fue de las más felices desde el punto de visa profesional, político y personal. En la cuarta convocatoria conseguir más apoyos que en ninguna de las anteriores colma las aspiraciones políticas de cualquier gallego al que le guste la política. No me he arrepentido.

–¿Pero no le quita el sueño la pandemia?

–He dedicado diez años de mi vida a la gestión sanitaria y me ha sido muy útil. Y estos cien primeros días de gobierno que estamos a punto de concluir han sido los de mayor ritmo tanto legislativo como de gestión de todas las legislaturas que llevo. No puedo estar más contento y satisfecho. Estos últimos días hemos sacado doce leyes, seis de la legislatura anterior y seis nuevas. Tres de ellas son estratégicas: una ley para gestionar la pandemia, una ley de reactivación económica y una ley de recuperación agraria.

–A los gallegos les preocupa cómo van a pasar este año las fiestas navideñas. Cinco ciudades, entre ellas Vigo, siguen con cierres perimetrales. ¿Cree que será posible levantar estas restricciones para Navidad?

–Los datos acreditan que estamos en una reducción de infectados y de tasa de incidencia. Es una situación bastante razonable. Estamos en Galicia en una media de 160 casos por cada 100.000 habitantes. Si todo sigue igual y se mantienen las proyecciones de las últimas semanas, estoy seguro de que la hostelería estará abierta hasta las 23.00 horas de la noche en todo el territorio gallego. Y desde el punto de vista de la movilidad habrá mucha más permeabilidad en las ciudades gallegas, sin duda. Hemos pedido esfuerzos en noviembre para salvar diciembre y creo que podemos mantenerlo.

Núñez Feijóo, en su despacho de San Caetano Xoán Álvarez

–Para las reuniones familiares de Navidad la Xunta plantea que no se superen las dos unidades de convivencia. Pero, ¿es una recomendación o una obligación? ¿Se arriesgan los gallegos a multas si se juntan 25 personas en una cena?

–No. Es un criterio. Las personas que conviven de forma continuada en la misma casa no tienen ningún riesgo en cenar juntas. Y si se juntan dos unidades de convivencia entendemos que el riesgo es limitado. A partir de ahí, la propuesta del Consejo Interterritorial de Salud habla de 10 personas. Cualquier familia puede hacerlo pero nosotros no se lo recomendamos.

–Los expertos hablan de una tercera ola de la pandemia en enero, ¿cree que puede ser más virulenta que las anteriores?

–-No lo sabemos, lo que está claro es que puede haber una tercera ola. En EE UU hubo un incremento después del Día de Acción de Gracias. Esperamos que el comportamiento individual y colectivo de los gallegos ayude a evitar la tercera ola.

–El 42% de los muertos en la pandemia en Galicia eran usuarios de residencias. ¿Le parece una cifra tolerable?

–Si la comparamos con el resto de España y el resto del mundo es una cifra muy por debajo de la media. En España más de un 56% de fallecidos fueron en residencias de la tercera edad. En Galicia, un 40%. ¿Qué es lo que ocurre en las residencias? Que están las personas más vulnerables y conviven 60 o 80 mayores juntos. Por eso, cuando entra un virus tiene un impacto enorme. Pero pasamos de cribar todas las residencias dos veces al mes a cribarlas una vez a la semana.

–Pero es difícil de entender que después de la primera ola no se haya protegido mejor a los mayores en las residencias...

–Sí se ha protegido a los mayores. Nuestra mortalidad está muy por debajo de la media de comunidades, siendo una de las autonomías más envejecidas de España. Pero no es fácil. Personas de 90 o de 80 años cuando cogen un virus, no es fácil controlarlas. Fuimos pioneros en intervenir las residencias de la tercera edad y nos quedan cosas por hacer. Vamos a constituir un grupo de trabajo con arquitectos, con geriatras, con personal asistencial, con personal especialista en cuidados, para diseñar mayores precauciones desde el punto de vista arquitectónico y de circuitos en las residencias.

–¿Qué habría que mejorar en las residencias, en su opinión?

–Tenemos que tener circuitos distintos. No podemos tener una residencia como si fuese simplemente un hotel. Una residencia tiene que ser un lugar de cuidados. Para ello debe tener zonas de aislamiento, entradas y salidas distintas, áreas que se puedan compartimentar. Hay cuestiones arquitectónicas que son determinantes. Pero tiene que haber también una relación de comunicación entre el sistema sanitario y el sistema social, que los médicos de Atención Primaria que tienen en el cupo personas de estas residencias hagan un seguimiento de estos pacientes.

–¿Y se deben incrementar las ratios de personal?

–La ratio de personal sanitario o con conocimientos sanitarios tendrá que incrementarse, sobre todo en las residencias donde las personas no son de válidos, sino de asistidos.

–En el futuro cuando amplíen la oferta de plazas de mayores en residencias, ¿seguirán apostando por el modelo concertado o por centros de gestión pública?

–El virus entró en la Moncloa, entró en el Consejo de Ministros... Jamás diré que las residencias gestionadas por entidades sociales no tienen seguridad y profesionalidad. Han hecho un esfuerzo ímprobo. Lo que hace falta es que los protocolos funcionen en las residencias concertadas, en las residencias de iniciativa social y en las residencias públicas y que las ratios de personal sean iguales en todas las residencias.

Illa destaca que "las vacunas tendrán un control extraordinario de farmacovigilancia" Agencia ATLAS / EP

–La Xunta está preparando su plan de vacunación para el COVID. Hará falta una logística especial para conservar y transportar la vacuna. ¿Cómo se hará?

–Espero que el Consello de la Xunta del próximo jueves apruebe el plan de vacunación. Estamos diseñando un equipo para vacunar. Además la primera vacuna que nos va a llegar es la de Pfizer y necesita una logística distinta a otras vacunas por el mantenimiento de la temperatura. Estamos analizando cuáles son los colectivos prioritarios. Necesitamos que en el reparto de vacunas que haga el Gobierno se tenga en cuenta algo tan elemental como las personas mayores y que se repartan las dosis en base a este colectivo que nos parece de riesgo. Empezaremos a vacunar a finales de la segunda semana de enero o a principios de la tercera semana.

–¿Cómo serán esos equipos de vacunación?

–Vamos a diseñar unos equipos de enfermería muy potentes para vacunar. Habrá un equipo de enfermería que tenga como misión única durante semanas la vacunación masiva primero del colectivo de mayores y luego del resto de la población.

–¿Habrá un equipo en cada centro de salud?

–Puede haber equipos que sobrepasen los centros de salud, porque la clave es que tenemos que ir a vacunar a las residencias de la tercera edad. Lo lógico es que haya un conjunto amplio de enfermería que tenga esa actividad asistencial como prioritaria. Porque la logística es muy compleja, las vacunas serán nominativas. Cada frasco de la vacuna tendrá un nombre, porque hay que revacunar a las seis semanas y tenemos que tener la seguridad de que estas personas se vacunan y que en seis semanas se vuelven a vacunar.

–¿Cuántas vacunas va a recibir Galicia?

–Nos han dado cifras distintas y yo con toda la prudencia prefiero dar la cifra definitiva cuando la tengamos. Nos han dado una cifra mayor, luego nos han dado una cifra menor. Lo que sí ya le digo es que las vacunas que vamos a tener en la segunda semana de enero no van a llegar para todos los mayores. Necesitamos sin duda más vacunas y protocolarizar un calendario para poder hacer una logística y una planificación más exacta. Pero las primeras vacunas probablemente lleguen para vacunar a todas las personas que están en residencias de la tercera edad.

–¿Ya en enero?

–En las primeras cuatro semanas desde que empecemos a vacunar.

–¿Y la logística? ¿Disponen ya de lugares donde almacenar la vacuna, de medios de transporte...?

–Sí, claro. En este momento estamos viendo donde la vamos a conservar, como la vamos a transportar, quien la va a transportar, a qué hora a cada residencia...

“Portugal toma la delantera en el AVE Vigo-Oporto y Fomento aquí no hace nada”

decoration

–En el proyecto de presupuestos de la Xunta para 2021 prevé un repunte del PIB el próximo año, pero un aumento de la tasa del paro. ¿Cuando prevé que se volverá a crear empleo?

–Va a depender mucho del éxito de la vacuna, porque no preveía el Gobierno esta segunda ola, que ha lastrado el PIB en el segundo semestre. Espero que en el año 2021 haya un rebote en el PIB y que se deje de destruir empleo, eso es lo que esperamos.

–La Xunta apuesta por un incremento del gasto para atajar la crisis del COVID-19. Es una receta distinta a la aplicada en la recesión de 2008. ¿La austeridad fue un error?

–En el año 2008 hubo cero euros del Banco Central Europeo y ahora es la primera vez en la historia de la UE que Bruselas se endeuda. Si el Banco Central inyecta dinero a la economía, es evidente que Galicia no va a renunciar a ello. Pero fíjese que la política económica que llevamos hasta ahora nos ha facilitado tener hoy aproximadamente 6.000 millones menos de euros de deuda que la que tendríamos si estuviésemos en la media de endeudamiento de las comunidades autónomas. Y esto nos permite ahora tener una capacidad de endeudamiento por ser una comunidad solvente con unos tipos de interés tendentes a cero.

–Pero ¿este endeudamiento puede acarrear consecuencias a largo plazo? ¿Habrá que volver a apretarse el cinturón en 2022?

–En 2022 vamos a tener menos dinero que en 2021, porque el presupuesto del Estado va a transferir a las comunidades autónomas un dinero en base a una previsión de recaudación que no se va a producir. Ya lo hemos advertido. Que el presupuesto de ingresos del Estado es irreal y las comunidades y los ayuntamientos en el año 2022 y 2023 tendrán que devolver parte del dinero que se les inyectó en el año 2021 y en el 2020. Tenemos que estar preparados para esa eventualidad. Por tanto, los presupuestos de Galicia 2022 y 2023 serán peores que los del los años 2020 y 2021.

–Las cámaras municipales del Norte de Portugal han duplicado su oferta de suelo empresarial e incrementado los incentivos fiscales. ¿Puede Galicia competir con esto?

–Si trabajamos todos juntos sí. Necesitamos que nos acompañen.

–¿Se refiere a los concellos?

–Las cámaras municipales en Portugal tienen claro que su objetivo es la creación de empleo. Lamentablemente aquí hay muchos ayuntamientos que no lo entienden así. Creamos la figura de los concellos emprendedores y hay 140 que bajan impuestos, pero los grandes concellos no lo hacen y concellos que están en la franja pegada a Portugal o próximos a Portugal tampoco lo hacen. Luego hay otro planteamiento burocrático que es la gestión de los permisos para poder ejecutar inversiones. ¿Cuántos millones de euros están sin poder ejecutarse pendientes de licencias de obra o de licencias de actividad? Ingentes cantidades de dinero.

Núñez Feijóo, en su despacho de San Caetano Xoán Álvarez

–Portugal está impulsando el AVE Vigo y Oporto. Prevé invertir 900 millones de euros y aquí en Galicia todavía no se tiene clara cuál será la salida sur de Vigo. ¿De nuevo nos toma la delantera Portugal?

–Yo creo que sí. El Gobierno portugués en la última cumbre ibérica le ha dicho al Gobierno español que su prioridad no es unirse con Madrid, sino con Galicia. No puedo más que felicitar al Ejecutivo portugués y preocuparme porque aquí el Gobierno no hace nada. Llevamos años con la salida sur de Vigo. Se paró en el año 2011. Encargamos y entregamos al Gobierno de España a través del Ministerio de Fomento los estudios para la salida sur. Y ahora se nos dice que van a estudiar otra vez lo que ya está estudiado. La salida sur de Vigo es imprescindible para el puerto, es imprescindible para pasajeros y para que la eurorregión se articule ferroviariamente. Es un proyecto estratégico, con una inversión razonable de 600 millones de euros.

–Los presupuestos del Estado apenas contemplan partidas para la red gallega del Corredor Atlántico. ¿Va a presionar más la Xunta al Gobierno para que se dé prioridad a este corredor?

–Sin duda. La Xunta está trabajando con el Principado de Asturias y la comunidad de Castilla y León. Estamos haciendo los tres un estudio para presentar al Gobierno de España nuestras propuestas concretas en infraestructuras y esto lo haremos probablemente en el mes de enero. Hemos establecido contactos con el Eixo Atlántico, con alcaldes portugueses y alcaldes gallegos nombrando portavoz al presidente del CES, donde están la patronal y los sindicatos, para articular las propuestas de Galicia y en tercer lugar está la reunión que vamos a tener ahora con la eurorregión. Y ahí hay tres infraestructuras estratégicas: una la salida sur de Vigo, la otra es el acceso al ferroviario del puerto exterior de A Coruña, y la mejora del ferrocarril de mercancías entre Vigo y Ourense.

“Financiaremos Barreras si entra la SEPI y hay una cartera de pedidos”

decoration

–Barreras está en una situación difícil, ¿está dispuesta la Xunta a aportar capital si entra la SEPI?

–Sí, se lo hemos dicho a la SEPI, al secretario general de Industria y al nuevo propietario de Barreras. Pero no se trata solo de financiar un megayate. Se trata de financiar un proyecto viable. Entraremos para reflotar este astillero siempre que haya corresponsabilidad de la SEPI y un plan de con cartera de pedidos para seguir manteniendo la mano de obra.

–¿Conoce el plan de viabilidad de Barreras?

–Nos reunimos con el señor Prothero y nos plantearon que quieren que Barreras tenga más pedidos, más carga de trabajo.

  • Barreras baraja un nuevo preconcurso para blindarse ante demandas de sus acreedores

    Necesita tiempo para negociar un respaldo financiero de la SEPI con el que saldar deudas terminar el crucero “Evrima” | Cruise Yacht alude al COVID como factor desestabilizador

–La vacuna contra el COVID ¿permitirá salvar el Xacobeo el próximo año?

–No voy a pecar de optimismo demagógico con la vacuna. Pido prudencia porque no vamos a poder vacunar a la población en 90 días. Pero creo que podremos salvar buena parte del Xacobeo si conseguimos que se extienda hasta julio de 2022.

“Hay una cacería contra la monarquía constitucional por parte de ERC, Bildu y Podemos”

decoration

–Está sobre la mesa la armonización de impuestos ¿Cree que Madrid supone una competencia desleal para el resto de comunidades con su política fiscal?

–No se está hablando de armonizar los impuestos, sino de subirlos. ERC y PSOE plantean, por ejemplo, que si se recibe una herencia en vida, de la que el 99% de los gallegos están exentos de pagar el impuesto de sucesiones, usted tendrá que pagar el impuesto de la renta. Si se quisiera armonizar impuestos de verdad, estoy dispuesto a sentarme. Pero esto lo propone un partido independentista que no cree en la armonización ni cree en la unidad de la nación. Es una trampa en la que los gallegos no vamos a entrar.

–Durante el debate en el Congreso de la moción de censura presentada por Vox, Pablo Casado marcó distancias con la formación de Santiago Abascal. ¿Este giro a la moderación no debería haberse hecho antes?

–Es la reiteración de que el PP es un partido reformista y eso se escenificó con mayor amplitud durante el debate de la moción de censura. El Partido Popular no ha cambiado. Es el mismo que antes.

“El PP no ha cambiado después de la moción de censura. Es el mismo de antes”

decoration

–¿Pero Casado hasta ese momento nunca había sido tan duro con Vox?

–Es que nunca se presentó una moción de censura contra el PP. Esta moción de censura está hecha por un partido contra el líder de la oposición para apuntalar al Gobierno. No ha habido nunca tanta pornografía política.

–¿Cree que el debate sobre el liderazgo de Pablo Casado está zanjado?

–Creo que sí, porque el presidente Casado se ha presentado a un Congreso y lo ha ganado. Hoy por hoy el PP es la única alternativa frente al socialismo populista del Gobierno y su no menos preocupante multicoalición con Bildu y ERC. Los gallegos lo entendieron así en julio y por eso yo soy presidente de la Xunta. Había votos de centro derecha que se desconcentraron en las generales y que se concentraron en las autonómicas. Si esa misma operación se produce en las generales habrá cambio político.

–¿Pero por qué no se produjo esa concentración del voto del centro derecha en las elecciones generales?

–Fueron anteriores a las autonómicas. Además son dos ligas distintas y no son miméticos los resultados.

“El Gobierno focaliza la oposición en Ayuso para reducir la proyección de Pablo Casado”

decoration

–Da la sensación que la oposición dura contra el Gobierno la ejerce Ayuso. ¿Cree que está eclipsando el liderazgo de Casado?

–Lo que ocurre es que lo que pasa en Madrid se publica en todos los medios y lo que ocurre en otros sitios tiene menos relevancia. Yo creo que es evidente que el Gobierno central ha intentado focalizar la oposición con la señora Ayuso para intentar disminuir la proyección del señor Casado. Este tipo de juegos es constante.

–El rey Juan Carlos acaba de presentar una regularización fiscal por el uso de tarjetas opacas. ¿Está decepcionado con el comportamiento del rey emérito?

–Tiene que dar cuenta de ese comportamiento patrimonial y tendrá que explicar con detalle de ese comportamiento personal, pero lo que es evidente es que hay una cacería contra la monarquía constitucional de los partidos que estuvieron en contra de la Constitución desde el principio: ERC, los batasunos de Bildu y Podemos. Y el planteamiento de tibieza del PSOE actual es escalofriante. El señor Sarkozi está siendo juzgado por la justicia francesa y nadie discute la Presidencia de la República francesa. El rey emérito no tiene ninguna causa abierta con la justicia y, sin embargo, ya quieren acabar con la monarquía constitucional.

–Pero al margen de esta cacería de la que habla, hay varias investigaciones abiertas contra el rey emérito...

–Hay presidentes autonómicos que están juzgados y condenados en el Tribunal Supremo. Nadie discute que por ello se deban desmoronar las comunidades autónomas. Si el rey emérito tiene que regularizar sus declaraciones al fisco, hágalo, pero eso ¿que tiene que ver con la monarquía parlamentaria?

  • El dilema del regreso del Rey emérito a España

    La Casa Real guarda silencio sobre el supuesto deseo de Juan Carlos I de volver en Navidad

–Pero mina la confianza en la institución...

–¿Termina minando la confianza en las comunidades autónomas que haya un presidente autonómico condenado? Yo estoy más tranquilo con una monarquía parlamentaria con Felipe VI que con un presidente de República como Pablo Iglesias. Lo que hay detrás es la destrucción de la transición española y de la Constitución y la disgregación del estado en repúblicas tribales en Cataluña y Euskadi.

–En alusión al rey emérito Ayuso ha dicho: “Por supuesto que la ley es para todos la misma, pero no todos somos iguales ante la ley” ¿Está de acuerdo con estas declaraciones?

–No conozco el contexto de esas declaraciones. Lo que está claro es que en España sí somos iguales ante la ley porque la ley se aplica.

–El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, mostró su temor por el hecho de que los proyectos que las comunidades vayan a presentar para captar fondos europeos sean demasiado localistas. ¿Qué le parece?

–Nos lo hemos tomado en serio y nuestros proyectos están siendo supervisados por el comité de expertos. Le aseguro que las propuestas que hace Galicia, la fábrica de viscosa o el polo de la automoción, no tienen ningún localismo detrás. Están justificadas desde el punto de vista económico e industrial.

–¿Será esta su última legislatura como presidente de la Xunta? Ya en otras ocasiones anunció que sería su último mandato, pero aquí sigue...

–Trabajo con el horizonte de que es mi última legislatura.

–Cuando le hablan de dar el salto a Madrid siempre dice que su compromiso es con Galicia. Pero cuando termine su mandato actual, ¿lo descarta?

–Para un gallego que ha sido presidente de la Xunta 16 años, su compromiso con Galicia llegará hasta la tumba. Cuando finalice mi mandato a la Xunta tendré que tomar una decisión personal, pero en este momento la triple pandemia que nos toca hace menor y de categoría inferior cualquier planteamiento personal.

Compartir el artículo

stats