Los gallegos ya pueden hacerse una idea de cuantos comensales se sentarán a la mesa en sus casas el día de Nochebuena y Fin de Año después de que la Xunta haya dado su aceptación al plan de Navidad diseñado por el Gobierno .

¿En qué se basa el plan?

El Gobierno y las autonomías han acordado limitar la entrada y salida en las comunidades y ciudades autónomas entre el 23 de diciembre de 2020 y el 6 de enero de 2021, un máximo de 10 personas en las reuniones, salvo que se trate de personas que viven en el mismo domicilio y que no se superen los dos grupos de convivencia, una de las propuestas que este mismo miércoles defendió el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo.

Además, según se establece el plan de 'Adopción de Medidas de Salud Pública para la Covid-19 para la celebración de las fiestas navideñas', se ha acordado fijar el toque de queda a las 1.30 horas los días 24 y 31 de diciembre, Nochebuena y Nochevieja, si bien sólo para regresar al domicilio y "nunca" para desplazarse a otros encuentros sociales.

Por su parte, el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, ha valorado la existencia de un documento marco común para todas las comunidades autónomas de cara a esta celebraciones.

Con todo, el titular de Sanidade ha señalado que la Xunta aún está a la espera de conocer cómo se recogen sus dos alegaciones aportadas al Ministerio de Sanidad. Así, sobre la limitación a diez personas, la Xunta propone que el total del aforo no se limite a un número de personas sino que se contabilice un máximo de dos unidades familiares y, por otra parte, que los menores de diez años no computen en el cálculo estos aforos.

El conselleiro también ha calificado de "adecuada y razonable" la medida del cierre perimetral de las comunidades autónomas, al incluir la excepción de aquellos desplazamientos de retorno al lugar de residencia de familiares o allegados, al tener en cuenta la gran cantidad de gallegos que vuelven a Galicia con motivo de las fiestas.