Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los servicios sociales se reforzaron con un millar de trabajadores a raíz de la pandemia

Más de 3.400 cuidadores familiares de dependientes ya cotizan a la Seguridad Social

Una trabajadora de un centro de día con una persona mayor. | // B.L.

La pandemia ha derivado en una crisis económica que ha puesto en riesgo el puesto de trabajo de muchos gallegos. Pero mientras el desempleo sube en la mayoría de sectores económicos cada vez hay más trabajadores dedicados a los servicios sociales. La lucha contra el virus ha obligado a reforzar centros de mayores y de atención a la discapacidad y dedicar más esfuerzos a la asistencia en el hogar. En Galicia se han incorporado a estos ámbitos casi un millar de trabajadores en el último año.

Según los datos de afiliaciones del Ministerio de Inclusión y Derechos Sociales, a fecha de septiembre un total de 31.576 empleados trabajaban en Galicia en el sector de los servicios sociales. Son un 3,14 por ciento del total de cotizantes a la Seguridad Social.

Esta cifra supone un incremento de casi 1.700 trabajadores respecto al año pasado, aunque de esta cifra hay que descontar los cuidadores familiares de dependientes que se están dando de alta en la Seguridad Social.

En abril de 2019 el Gobierno decidió volver a sufragar las cotizaciones de las personas dedicadas a la atención de dependientes en el ámbito familiar y esto está provocando un incremento importante en el número de cuidadores dados de alta y que, de esta manera, pueden cotizar y cobrar una pensión cuando sean mayores. Si el pasado año eran 2.713 los cuidadores que se adhirieron a este convenio especial con la Seguridad Social ahora suman 3.421, es decir, 708 más.

Con la excepción pues de estos cuidadores, que no se incorporan a la prestación social, sino que simplemente se dan de alta, la cifra de nuevos trabajadores que han reforzado estos servicios en el último año ronda el millar.

“El incremento del empleo en un sector tan necesario como es el de los cuidados es, sin lugar a dudas, una buena noticia”, señala la Consellería de Política Social.

Galicia fue la quinta comunidad con un mayor incremento anual del número de afiliados a los servicios sociales, solo por detrás de la Comunidad Valenciana, Cantabria, Canarias y Murcia.

Sin embargo, el mayor incremento en la incorporación de trabajadores a este sector no se ha registrado en las residencias sino en la ayuda en el hogar. El aumento de personal en centros de mayores y atención a la discapacidad fue del 2,6 por ciento, el séptimo más alto del ranking de comunidades.

Sin embargo, en la atención a domicilio el número de trabajadores creció un 6,2 por ciento, el segundo incremento más alto del Estado, solo por detrás de Madrid.

“Una de las prioridades del Gobierno gallego es facilitar todos los medios para que las personas mayores y con discapacidad puedan ser atendidas donde y como prefieran. Tal y como se recoge en el informe mensual del Imserso, Galicia es líder absoluta en el Servizo de Axuda no Fogar (SAF), un cuidado a domicilio realizado por cuidadores profesionales”, señala Política Social. Esta misma semana la Xunta anunció una nueva dotación de 10 millones de euros para extender la atención a domicilio a 6.000 gallegos más.

Compartir el artículo

stats