Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gonzalo Caballero | Secretario Xeral del PSdeG

“Hace falta un empresariado que respalde el Corredor Atlántico como en el Mediterráneo”

Sobre la inversión del Estado en Galicia: “Cuando un padre tiene 17 hijos y un año le compra un coche a uno, sabe que ese nivel de inversión no se puede mantener de forma continuada”

Gonzalo Caballero, ayer, en Santiago Xoán Álvarez

El secretario xeral del PSdeG-PSOE, Gonzalo Caballero, defiende a capa y espada el trato que los presupuestos del Estado para 2021 dan a la comunidad autónoma al tiempo que advierte que la Xunta desperdicia, en la elaboración de sus cuentas, “la oportunidad histórica” que le brindan las políticas expansivas del Gobierno de Pedro Sánchez. Y además carga contra el BNG por no apoyar en el Congreso los presupuestos estatales y le acusa de preferir “airear la bandera de Galicia” en lugar de defender los intereses de los gallegos.

–La Xunta acaba de presentar el proyecto de presupuestos para 2021. A usted no le han convencido. ¿Qué mejoraría?

–Gracias a que el Gobierno de España da 1.100 millones más de financiación Galicia podrá tener unos presupuestos más expansivos. Cuando Feijóo defiende ahora unas cuentas que permitirán gastar en Galicia en el entorno de 11.500 millones de euros, se queda desnudo porque está enmendando todas sus políticas presupuestarias basadas en la austeridad de los últimos diez años. Ahora se abraza a los presupuestos expansivos. El problema es que además de tener grandes números hay que tener un proyecto de país.

–¿Por qué dice que no hay proyecto de país?

–No hay compromiso con la política industrial, con el mundo rural y no sabemos qué políticas va a emprender Feijóo para generar empleo. Baja el peso relativo de la educación y la sanidad en estos presupuestos. Y además hay un recorte de fondos de la Xunta a los ayuntamientos. Es una gran puñalada al municipalismo gallego.

–Hay en juego también un volumen importante de fondos europeos. ¿Cree que Galicia está haciendo bien los deberes para captar el mayor número de ayudas?

–Feijóo pasó de decir que tenía siete proyectos tractores para optar a estos fondos a 108. Hay una política oscurantista porque nadie los conoce. La Consellería de Economía ha actuado como un pollo sin cabeza a lo largo de todo este proceso.

–Los presupuestos del Estado para 2021 consignan una inversión para Galicia de 832 millones de euros, la más baja en 15 años...

–Galicia va a recibir 308 euros por gallego, lo cual está muy por encima de la media del conjunto del Estado que son 258 euros por habitante y supera también la inversión per cápita de Cataluña, Madrid, Valencia o Andalucía.

–¿Pero no cree que la inversión que recibe Galicia es mejorable?

–Todos los presupuestos son mejorables, pero hay que tener en cuenta que las últimas cuentas del Estado tuvieron unas cuantías extraordinarias para Galicia por la construcción de la alta velocidad ferroviaria. Cuando un padre tiene 17 hijos, sabe que le puede comprar un coche un año a uno de sus hijos, pero ese nivel de inversión en ese hijo no lo puede mantener de forma continuada porque hay que atender el conjunto del territorio.

Gonzalo Caballero, ayer, en Santiago Xoán Álvarez

–¿Significa eso que como Galicia ya tiene AVE no tiene derecho a recibir más recursos del Estado de aquí en adelante?

–Siempre debemos aspirar a lo mejor para Galicia, pero algunos quieren plantear un falso discurso y buscar votos a través de la victimización diciendo que España nos roba. Están engañando a los gallegos porque 800.000 pensionistas y 150.000 empleados públicos gallegos verán incrementados sus ingresos gracias a los presupuestos del Estado. Y además se consignan 63 millones de euros para bonificar peajes en la AP-9.

–¿Puede concretar en qué consistirán estas rebajas?

–Habrá distintas formas de concretarlo y el Ministerio de Fomento buscará la forma más eficiente y beneficiosa.

–Aunque el AVE a Galicia está ya casi finalizado, quedan pendientes otros proyectos importantes como la conexión con el Corredor Atlántico de mercancías. Pero, los mensajes que traslada el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, indican que le dan prioridad al Corredor Mediterráneo...

–El Ministerio de Fomento tiene un compromiso claro con el Corredor Atlántico. Hay que buscar mecanismos de consenso entre los sectores políticos, empresariales y portuarios. Y es necesario que exista también una clase empresarial en Galicia que se involucre en el Corredor Atlántico respaldándolo y apoyándolo como lo han hecho empresarios en el Corredor Mediterráneo.

–Pero apenas hay fondos en los presupuestos del Estado dedicados a la conexión gallega del Corredor Atlántico...

–La vía fundamental de financiación vendrá a través de fondos europeos. De lo que se trata es de poner a funcionar el proyecto en una Galicia donde grandes grupos empresariales como la actividad textil, Inditex, o la automovilística, Citröen, no han fundamentado sus acciones logísticas en torno al transporte ferroviario sino más bien en transportes marítimos o de carretera.

–¿Hay todavía margen para llegar a un acuerdo con el BNG y que apoye los presupuestos del Estado?

–El BNG comete un error histórico oponiéndose a los presupuestos más sociales de la historia. El trabajo de defender a Galicia lo ejercen los diez diputados gallegos del PSOE en Madrid que son los que consiguen incorporar los temas importantes de la comunidad gallega en el Consejo de Ministros. Hoy por hoy la presencia del nacionalismo gallego en el Congreso es anecdótica. Sería bueno que Ana Pontón reconsiderara la estrategia obstaculizadora que le hizo coincidir con PP y Vox en el Congreso. Cuando algunos airean la bandera de Galicia, la ponen por encima de los intereses de los gallegos.

–Algunos barones del PSOE han criticado el pacto con Bildu para sacar adelante el proyecto de presupuestos del Estado. ¿Qué opina usted?

–Yo no quiero ninguna relación estratégica del PSOE con Bildu, pero cuando se presenta un proyecto de ley todas las fuerzas políticas constitucionalmente válidas tienen que votar en lo que creen mejor y España no podía seguir con los presupuestos prorrogados de Montoro. Sería un error garrafal.

“No beneficia cambiar de entrenador a mitad de temporada. Estoy con fuerza y me siento acompañado”

decoration

–Tras las elecciones autonómicas de julio prometió reforzar el perfil galleguista del PSdeG. ¿Cree que lo ha conseguido?

–Todavía no se han cumplido seis meses desde los comicios. Estamos actuando con responsabilidad en medio de una crisis compleja y orientando nuestra estrategia a medio plazo para fortalecer nuestro discurso en clave galleguista.

–¿Y no cree que la total falta de crítica al trato que dan a Galicia los presupuestos del Estado desdibuja ese perfil galleguista?

–Con el Gobierno de España mantenemos una posición leal, pero firme y reivindicativa. Ese compromiso nos permitió que el nivel de inversión en Galicia subiera sustancialmente respecto al proyecto de presupuestos del año pasado: unos 100 millones de euros más. Lo negociamos personalmente con los ministros. Es un trabajo menos visible que las algaradas y las pancartas de otros.

–Su partido atraviesa una aparente calma, salvo la crisis abierta en el PSdeG de A Coruña. ¿No cree que la carta remitida por la dirección gallega a la militancia en la que desautoriza a la alcaldesa Inés Rey ha contribuido a crispar los ánimos en vez de a apaciguarlos?

–Yo dedico todo mi tiempo a apostar por las mejores políticas públicas frente a la crisis que vivimos. En todas las organizaciones siempre hay cuestiones y hay unas personas en quién se delegan eses asuntos. Nadie en el PSdeG está por encima de la organización. Todos tenemos que remar con lealtad a la dirección federal y a la gallega. Mi responsabilidad es mantener el rumbo y soy responsable de mis palabras y de mis silencios.

–En 2021 se celebrará el congreso del PSdeG en el que toca renovar la dirección. ¿Será de nuevo candidato a la secretaría xeral del partido?

–Estoy con fuerza, con capacidad y me siento muy acompañado por la militancia del partido, Creo que hemos hecho un buen trabajo. La mayoría de la organización tiene claro que hay un rumbo bien orientado y mis decisiones personales en clave política las tomaré en el momento que corresponda. No beneficia cambiar de entrenador cada temporada pero también es cierto que las decisiones que tenga que tomar las tomaré en su momento al servicio del partido y haciéndolo compatible con el escenario de mi vida personal. Estoy trabajando a plena dedicación y pleno rendimiento en medio de una crisis muy compleja. El partido está encarrilado.

Compartir el artículo

stats