La posibilidad de contratar a docentes que carecen de máster de profesorado ante la falta de efectivos fue una medida muy criticada por diferentes sectores educativos. En Galicia, a 830 de los cerca de 15.000 inscritos en estos listados les falta ese título habilitante. Con tal motivo, la Consellería de Educación ha confeccionado un plan de formación para que aquellos que sean contratados –casos “excepcionales”– conozcan mejor el funcionamiento del sistema educativo gallego, en un contexto en el que acaba de aprobarse la “ley Celaá”, la cual la Xunta trasmitió que aplicará “en lo básico”.

La Consellería de Educación elaboró una serie de instrucciones y módulos formativos destinados, precisamente, a dar “unas herramientas pedagógicas básicas y mínimas” a aquellas personas que lleguen impartir docencia y que se encuentren en esta situación, lo que valoró como “un plus de garantía”.No obstante, según destacó el conselleiro, Román Rodríguez, esta contratación “no tendrá un impacto significativo”, ya que en todo caso sería “excepcional” y se limitaría a casos muy concretos, solo cuando no exista otra persona que sí cuente con el máster o equivalente y no consolidará derecho en el listado.

De las 49 especialidades impulsadas el pasado verano, la semana pasada quedaban abiertas únicamente ocho: cinco de secundaria (física e química, música, tecnoloxía, lingua e literatura galega, informática) y tres de formación profesional (mecanizado e mantemento de máquinas, procesos de xestión administrativa, sistemas e aplicacións informáticas). Ahora, hay siete en esta situación, comentó Román Rodríguez.

La Xunta priorizará al profesorado que cuente con máster para cubrir las necesidades del sistema (principalmente, en For mación Profesional), de modo que aquellos que carezcan del título se encontrarían al final de la lista.

El objetivo de esta formación es “garantizar” la calidad del sistema y poner a disposición del docente sin máster todos los recursos que necesitará para llevar a cabo su papel en el aula. Los contenidos de estos materiales se llevarán a cabo al mismo tiempo que la actividad docente y de forma telematica, a través de una plataforma, contó José Luis Mira Lema, secretario xeral de Educación e FP.

Así, el curso está compuesto por cinco módulos. El primero de ellos profundizará en la normativa, organización y funcionamiento de los centros educativos y las estrategias llevadas a cabo por la Consellería y con las funciones del profesorado y del trabajo en el aula.

Los demás módulos contribuirán a la persona a familiarizarse con el centro educativo. También a abordar cuestiones como la adaptación al contexto Covid-19, así como las diferentes herramientas tecnológicas que necesitará para ejercer su trabajo (aula virtual, Abalar, herramienta de videoconferencia o red Agueiro). Otros temas en los que se centrará el curso son los planes y proyectos de centro y las estructuras de formación permanente de los docentes.

Además, estos profesores contarán con la tutorización tanto del Centro Autonómico de Formación e Innovación (CAFI) como de otro docente asignado en el propio centro educativo en el que ejercerá sus tareas.