Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La pandemia lleva a 145.000 gallegos más a apostar por el comercio electrónico

Pese a que Galicia es la comunidad que menos se prodiga en las compras “online”, en los últimos tres meses casi 940.000 las prefirieron, un 8% más respecto a 2019

La pandemia aumenta las compras de los gallegos por internet

La pandemia aumenta las compras de los gallegos por internet

La pandemia ha dado un empujón a la digitalización de las tareas cotidianas. Las videollamadas de trabajo, con amigos y familiares así como el consumo de series y películas a la carta no son los únicos servicios que han despuntado con motivo de las restricciones del Covid-19. También lo ha hecho el comercio electrónico. De hecho, en los últimos tres meses, 145.000 gallegos más de los habituales se pasaron a hacer alguna compra “online”, según el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Pese a que la comunidad gallega sigue siendo la que menos de todo el territorio nacional hace uso del comercio electrónico, el contexto actual ha animado a que en el último trimestre 937.374 residentes en Galicia escogiesen esta fórmula para adquirir algún bien o servicio para su uso y disfrute particular. Representan casi la mitad de la población de 16 a 74 años. Exactamente, el 47,2% del total. En el mismo periodo del año pasado, el número de personas que hizo alguna inversión de este tipo a través de internet fueron 779.228 (el 39,2%). Por lo tanto, en comparación a lo ocurrido en 2019, son 145.110 personas más, lo que en términos porcentuales significa un crecimiento del 8%.

  • El comercio online triplica su tirón entre los vigueses

    Más de 77.000 realizaron pedidos por Internet en el último trimestre. La brecha digital se achica: crecen un 25% los hogares con Internet

 

Aun así, posiblemente condicionada por la elevada edad de sus habitantes, Galicia se sitúa como la última de la fila en materia de comercio electrónico. Los gallegos son los españoles que menos compran por internet. Por delante está absolutamente todo el territorio nacional, donde destacan especialmente los madrileños (62,9%) y catalanes (60,2%). De todos modos, cabe destacar la evolución que han tenido las compras “online” en la autonomía gallega en la última década, ya que en 2010 apenas el 14% las había escogido alguna vez.

 

Casi la mitad de las operaciones de los últimos tres meses se correspondieron con algún producto en formato físico (45,2%). Los demás productos estrella para los gallegos fueron la ropa, los zapatos o los accesorios como bolsos y joyas (27,2%). Mientras, el 16% de las transacciones fueron de compra-venta con otros particulares. Otros artículos favoritos fueron los cosméticos, productos de belleza o bienestar, muebles, accesorios para el hogar y artículos deportivos. Casi el 32% de las compras oscilaron entre los 100 y 300 euros. El 42,6% de las adquisiciones fueron por debajo de los 100 euros. Y solo el 25,6% fueron superiores a los 300.

11

La plaza de abastos de Marín pesca compradores "online" Gustavo Santos

 

Por otro lado, el informe anual del INE señala que, a pesar del acelerón digital de los últimos meses, en Galicia todavía hay unos 83.000 hogares sin acceso a la red. Un 4% menos respecto a 2019, eso sí, cuando los que no tenían contratado dicho servicio eran algunos más de 122.000. Asimismo, como ocurre con el comercio electrónico, los gallegos son los que menos navegan por internet: solo el 75,2% lo hace diariamente.

Hugo Barreiro

Aplicar el sentido común y desconfiar de las gangas

 

El Colexio Profesional de Enxeñería Informática de Galicia (CPEIG) acaba de lanzar una serie de recomendaciones de cara a la celebración del “Black Friday” el próximo 27 de noviembre. Según el CPEIG, “sí es seguro comprar de forma ‘online’”, pero hay que tener en cuenta y ser conscientes de la existencia de una serie de riesgos.

“Lo más sencillo es aplicar el sentido común, desconfiar de las gangas y los productos milagrosos, comprar en webs de confianza en las que el vendedor esté identificado con sus datos de contacto por si es necesario contactar por dudas o devolución del producto”, explica Fernando Suárez, presidente del CPEIG.

Además, alerta de una de las principales ciberamenazas, relacionada con el comercio “online”, el “phishing”, el punto de partida del 90% de los ciberataques. Un tipo de estafa con la que los ciberdelincuentes roban el nombre y la contraseña de los usuarios.

Con todo, el CPEIG ofrece una serie de consejos para prevenir este tipo de situaciones. Además de los anteriores, algunos de ellos son: no realizar nunca una compra conectado a una red wifi pública; utilizar una tarjeta de prepago solo para las compras “online” y un correo electrónico específico; memorizar el código CCV y borrarlo de la tarjeta (en caso de que se extravíe no podrán realizar adquisiciones por internet, entre otros.

Listado de consejos para un comercio electrónico seguro



• Nunca deben realizarse compras por internet conectado a una red wifi pública

• Hay que asegurarse de que se visitan webs seguras, comprobando que en la parte superior aparezca o candado de SSL

• La privacidad es fundamental por lo que es importante que jamás se releve información personal (nº de tarjea, dirección…) por email o teléfono.

• Se recomienda usar una tarjeta solo para compras por internet. Una buena opción es tener una de prepago, que solo se utilice para esos fines.

• Debemos memorizar el código CCV y borrarlo de la tarjeta, en caso de que se extravíe no podrán realizar compras por internet.

• Escribir la URL de la web en la barra de direcciones en vez de entrar a través de un enlace. De esta forma evitaremos la desviación a posibles webs fraudulentas.

• Utilizar un email específico para compras en línea, de esta forma se evitarán correos que tengan virus.

• Mantener el equipo actualizado y utilizar un antivirus.

• Comprobar la política de devoluciones de la tienda online en la que se realizan las transacciones.

• Guardar los tíckets de las compras realizadas.

• Minimizar los datos personales a aportar.

• Como último consejo: utilizar el sentido común. Desconfiar de gangas y ofertas increíbles.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats