La conselleira de Infraestruturas, Ethel Vázquez, urgió ayer a concretar cómo va a ser la rebaja de pejaes en la AP-9 y consideró “fuegos de artificio” el anuncio del Gobierno central de que reserva 55 millones para impulsar bonificaciones de los peajes en la autopista. A su juicio, no ocultan las “imprecisiones” de la medida. La titular de Infraestruturas gallega defendió que es necesario determinar “cómo, cuánto y cuándo”, además de “qué va a suponer de rebaja” las bonificaciones anunciadas y “a quién va a beneficiar”.