Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Registran el “Karar” otra vez al echar de menos la DEA dos de los 154 fardos de coca

El buque, apresado hace 7 meses con 3.800 kilos de droga, permanece custodiado en el puerto de Vigo | Datos policiales españoles y anotaciones en el barco ratifican la carga

El “Karar” y los 152 fardos de 
cocaína descargados en Vigo 
tras el primer registro.  |  // R.G.

El “Karar” y los 152 fardos de cocaína descargados en Vigo tras el primer registro. | // R.G.

¿Cuánta cocaína para narcos gallegos traía desde Sudamérica el buque MV Karar, apresado en el Atlántico durante el confinamiento en pleno estado de alarma del Covid-19, el pasado 25 de abril? Casi siete meses después de su apresamiento en el Atlántico y su traslado al Puerto de Vigo, donde la comisión judicial contabilizó 152 fardos –3.779 tabletas– y un peso neto de 3.824 kilos de droga, se procederá a un nuevo registro judicial del Karar porque según las fuerzas antidroga americanas, la Drug Enforcement Administration (DEA), en el barco se cargaron 154 fardos. Como faltan dos de ellos, podrían seguir a bordo.

El alijo, valorado en unos 140 millones de euros, y los 28 detenidos –13 de ellos en tierra– es uno de los mayores golpes asestados al tráfico marítimo de cocaína a gran escala este año.

Un informe remitido por la oficina de la DEA en Madrid a la Policía Nacional, advierte: “Inteligencia desarrollada desde la Oficina de la DEA en Virginia, EE UU, sobre el apresamiento por la Policía Nacional del barco Karar con un importante alijo de cocaína a bordo para su entrega a una organización gallega en las costas españolas, indica que el buque habría cargado ciento cincuenta y cuatro (154) fardos conteniendo cocaína”. Por tal motivo, la agencia americana solicita la colaboración de la Policía española para “investigar si esa cantidad de fardos coincide con la finalmente intervenida en el Karar”.

Dos fardos que también faltan a tenor de la investigación de la Policía Nacional, por lo que no solo los echa de menos la DEA, que en su día alertó a las autoridades españolas del viaje del buque hacia Galicia con la cocaína y de que a bordo venía un gallego de nombre José como fedatario de la entrega, que resultó ser un vecino de O Morrazo.

La información proporcionada por la agencia norteamericana coincide con la que maneja la Policía Nacional. Los investigadores españoles, que seguían los pasos a un grupo de lancheros del denominado clan Santórum, supuestamente encargado de recoger el alijo en alta mar y llevarlo a tierra , tienen conocimiento de que se embarcaron 154 fardos en el Karar. Incluso pudiera haber anotaciones al respecto a bordo.

Por eso, la Policía Nacional –con apoyo del fiscal –ha solicitado un nuevo registro del buque, amarrado en el Puerto de Vigo desde que fue apresado, al considerar que podría haber más fardos ocultos que no fueron hallados en el primer registro.

La armadora del Karar, por su parte, ha solicitado al Juzgado de Instrucción 3 de Vigo, encargado de la investigación, la devolución del buque ya que, asegura, no tiene nada que ver con el alijo. Pero antes, la Fiscalía insiste en que explique quién lo fletó.

La comisión judicial vuelve a bordo con perros especializados

La magistrada del Juzgado de Instrucción 3 de Vigo, que dirige la investigación judicial, ya ha autorizado el nuevo registro como una ampliación del que se practicó el pasado 28 de abril, cuando el Karar –de bandera de Togo– llegó al Puerto de Vigo escoltado con la droga y sus 15 tripulantes, –la mayoría nepalíes y un único español, un gallego supuesto supervisor de la entrega del alijo–. La comisión judicial y los efectivos de la Policía Nacional y de Vigilancia Aduanera tienen permiso para acceder otra vez al buque con una dotación de perros expertos en drogas y proceder a la incautación de estupefacientes, dinero, armas, documentación y efectos procedentes del narcotráfico. El auto de la magistrada no autoriza el registro de los camarotes ni otras zonas que puedan tener consideración de domicilio.

Agentes antidroga esperando la llegada de la comisión judicial este jueves en el puerto de Vigo. Ricardo Grobas

LOS 13 DETENIDOS EN TIERRA, LIBRES POR ESTA CAUSA


De forma paralela al apresamiento del buque en el Atlántico, a unas 300 millas de las costas gallegas, en tierra se practicaron otras 13 detenciones –la mayoría en O Salnés y Vigo, vinculadas al denominado clan Santórum–. La titular del Juzgado de Instrucción 3 de Vigo ordenó su ingreso en prisión provisional, pero han recurrido y conseguido la libertad por esta causa al considerar la Audiencia que no había motivación suficiente para vincularlos con el alijo del Karar. El supuesto cabecilla, Juan Carlos Santórum, sigue en prisión para cumplir una condena de 2 años por revelación de secretos.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats