Las comisiones provinciales de seguimiento del absentismo derivado de la pandemia, a cuya creación dio ayer luz verde el comité educativo y que se formalizarán este mes, serán las responsables de dictaminar, caso a caso, y sus conclusiones tendrán un carácter vinculante y los centros articular una respuesta educativa “idónea”. Así lo explicaron ayer desde la Consellería de Educación, desde donde destacan que estos organismos “se encargarán de realizar un seguimiento específico caso a caso con fin de ofrecer una respuesta educativa integral siempre primando el interés del menor y la protección del derecho a la educación”.

La cuestión del absentismo en relación a la pandemia se planteó cuando las autoridades educativas pusieron sobre la mesa el regreso a las clases presenciales. En Galicia algunas familias incluso recurrieron al Tribunal Superior de Xustiza de Galicia. Esta semana se conocía el auto en que el tribunal gallego rechazaba las medidas cautelarísimas que pedía una parte personada y descartaba obligar ya a la Consellería de Educación a impartir aulas on line y a permitir el absentismo escolar por el Covid-19.

Sin embargo, estas familias, que ascenderían a medio centenar en Galicia, explican desde ese colectivo, insisten en que buscan “soluciones urgentes” dada la “situación de vulnerabilidad en la que se encuentran muchas de ellas”. Indican que algunas presentaron un recurso contencioso administrativo con solicitud de medidas cautelares urgentes para evitar que prosiga “una situación de desamparo” que se prolonga, señalan, desde hace dos meses. Ese sería el tiempo en el que, afirman, han estado pidiendo a la Consellería de Educación “una solución”. Frente a que el TSXG no aprecie urgencia, insisten en que sí concurren esos “motivos”. En todo caso, aseguran que confían en el resultado del proceso en el tribunal, dado que aún no ha decidido sobre la pretensión que planteaban que es, dicen, “garantizar los derechos fundamentales de los menores: su derecho a la vida y a la salud y su derecho a la educación”. El TSXG aseguró que analizaría cada familia caso a caso y esa es, según lo que informó ayer la Xunta, la filosofía con la que operarán las comisiones provinciales de seguimiento, que contarán con representantes de las áreas educativa, sanitaria, de servicios sociales y de la administración local.

El conselleiro de Educación, Román Rodríguez, indicó que el contexto de pandemia “requiere tener una sensibilidad especial” y dar una respuesta educativa integral la cada situación de absentismo de manera que no derive en mayores inconvenientes al propio alumno o a su familia, pero siempre “primando el interés del alumno” y avalada “por los pertinentes informes médicos”.

Educación asegura que con las comisiones atiende una demanda de directores de centros y familias para abordar “de la forma más rigurosa posible” los casos de absentismo con origen en el contexto de pandemia. De ahí que se centren en esos casos. Serán las jefaturas territoriales de Educación las encargadas de derivarlos a la comisión provincial que toque, tras haber iniciado el procedimiento fijado en el Protocolo de prevención del absentismo y previo informe de la Inspección Educativa. Para ver qué casos serán elevados, “excepcionalmente”, a esta comisión, se valorará la situación particular de cada menor ponderando su situación de salud y familiares convivientes, las circunstancias socio-familiares concurrentes, así como la situación y evolución epidemiológica en cada momento.