Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los diputados suman cinco millones en ahorros y un tercio carece de deudas

Acumulan 1,4 millones de euros en acciones y planes de pensiones | Cuarenta y ocho parlamentarios deben a los bancos otros 3,9

Núñez Feijóo (PP), Ana Pontón (BNG) y Gonzalo Caballero (PSOE)

Núñez Feijóo (PP), Ana Pontón (BNG) y Gonzalo Caballero (PSOE)

La salud financiera de los 75 diputados gallegos es vigorosa en términos generales, pues suman entre todos algo más de 5 millones de euros en ahorros en los bancos, más otros 1,4 en acciones y planes de pensiones. Las deudas, sin embargo, son ajenas a 27 de ellos y los 48 restantes se distribuyen cargas con los bancos y entidades financieras que rozan los 4 millones.

Este es el balance global de las declaraciones de bienes presentadas por cada parlamentario en cumplimiento de las normas de transparencia dictadas en 2015, que obligan a sus señorías a cubrir unos formularios públicos de información económica y patrimonial con unos datos que se suponen veraces, pese a la dilatada trayectoria política de algunos parlamentarios y el escaso patrimonio que aseguran poseer. En algunos casos, el streaptease es completo y detallado, mientras que en otros apenas consta información. En este último caso figura la nacionalista María do Carme Iglesias, que no declara ni dinero en el banco ni propiedades más allá de un Renault Twingo.

En el hemiciclo gallego no se sienta ningún millonario strictu sensu, pues nadie presenta más de un millón de euros, como fue el caso en el pasado del popular y exconselleiro Javier Guerra.

Trece cuentas bancarias destacan por encima del resto al superar los 100.000 euros en liquidez Al frente de todos aparece el socialista Juan Carlos Francisco Rivera con 737.306 euros, que ya fue diputado y senador con anterioridad y tiene un despacho de abogados especializado en recaudación local. En esa lista aparece en segundo puesto la debutante Mercedes Queixas (BNG), aunque declara tener 283.524 euros al 50% y varios pisos producto de herencias. Le siguen Cristina Sanz (PP), que cuenta con 231,363; Iago Tabarés (BNG), con 230.000; Montse Prado (BNG), con 176.108 (al 50% con su pareja); Ramón Carballo (PP), 170.000; y el popular y presidente de la Cámara, Miguel Santalices, con 163.630.

Médico de profesión y diputado desde 1997, este último añade a su declaración 361.420 euros en acciones y planes de pensión, así como una colección de arte que no detalla ni valora.

En lo referido a acciones, destacan Lupe Murillo y José González, ambos en las filas del PP. La primera es presidenta del club de fútbol Pontevedra y directora de Conservas Pescamar, por lo que no cobra dedicación exclusiva, y suma en acciones 161.777 euros. El segundo es conselleiro de Medio Rural y declara el 39% de la empresa dedicada a la agricultura Mirador de Banga S. L., valoradas en 162.057 euros.

En el lado contrario, la socialista Patricia Otero es la que menos dinero declara poseer, con 492,68 euros en su cuenta. En lo relativo a las deudas, es el vicepresidente primero de la Cámara y líder del PP de A Coruña, Diego Calvo, quien más cuentas pendientes presenta, con 368.708 en total, si bien tiene ahorrados 95.185.

Los balances de los líderes de los tres únicos grupos con representación en el Parlamento son diferentes entre sí. Alberto Núñez Feijóo relevó a Manuel Fraga al frente del PP tras la derrota de este ante el bipartito en 2005 y preside la Xunta desde el año 2009.

En los últimos cuatro años su situación ha variado. En 2016 tenía 176.350 euros ahorrados y un plan de pensiones que sumaba 143.264 euros, además de un piso en Vigo, otro en Madrid, una casa en Moaña y una fina en Ames. Entonces, debía 31.905 euros de una hipoteca de 270.000 solicitada en 200, que ya ha liquidado, según la última declaración de bienes, registrada tras la toma de posesión en la presente legislatura y publicada ayer por el Boletín Oficial del Parlamento.

Sus ahorros han descendido hasta los 143.796 euros, es decir, 32.554 menos, y sus 75 acciones de Telefónica han pasado de valer 664,8 euros a 325. Sin embargo, ha incrementado el valor de su plan de pensiones hasta los 175.797 euros y no solo ha liquidado su hipoteca de 2001, sino que en 2018 firmó otra de la que adeuda 238.000 euros.

Ana Pontón, líder del BNG, sumará dos décadas en el Parlamento gallego cuando finalice esta legislatura. Madre a comienzos de este año, también ha mejorado su situación económica en estos cuatro años. Sus ahorros se incrementaron de 21.952 a 41.584 euros y logró rebajar la deuda hipotecaria de su única vivienda de 117.437 a 100.596 euros. Mantiene sus dos vehículos un Seat Ibiza y un Renault Megane.

El socialista Gonzalo Caballero llegó al hemiciclo el año pasado desde su puesto en la Universidade de Vigo, pero en ese período su patrimonio ha variado. El año pasado presentaba 229.509 euros de ahorros y una hipoteca prácticamente liquidada. Sus ahorros se redujeron a 75.026 tras la adquisición de otra casa, por la que adeuda 190.247 euros de hipoteca, según su declaración. Como a Feijóo, la Bolsa no le ha ido bien y sus acciones del Banco Santander se han devaluado: de 3.025 a 1.348 euros.

En la información parlamentaria destaca la embarcación que posee Paula Prado y el Jaguar de segunda mano de María Elena Suárez, comprado por 2.520 euros.

Compartir el artículo

stats