La moción de censura contra el alcalde de Ourense, Gonzalo Pérez Jácome, está en fase de hibernación y lejos de materializarse debido a la guerra abierta entre los dos partidos llamados a presentarla, PP y PSOE. Ambos suman la mayoría, pero empiezan a comunicarse a través de los medios o por vía epistolar.

Los dos partidos se acusan de ser los causantes del retraso del inicio de una negociación en firme de la censura a Jácome y ayer el presidente del PP de la ciudad y concejal, Jesús Vázquez, pedía en una carta a Villarino un aval del secretario del PSdeG, Gonzalo Caballero, de que apoya la negociación de esa moción entre ambos partidos, partiendo de que el PP exige “un gobierno de coalición” en el Concello.

Esto se produce en un contexto de reproches mutuos, pues mientras el PP acusa a los socialistas de no convocar una mesa de negociación y de no darle respuesta desde hace 16 días a su propuesta de gobierno, el candidato socialista a ocupar la Alcaldía, Rafa Villarino, mostraba su incomodidad, pues considera que el PP “solo pone condiciones, no propuestas”. “Ahora pide que hable Caballero, cuando él ya habló cuando dijo que hay que realizar una moción de censura y que no había vías cerradas. ¿Qué quieren, que lo firme además con sangre?”, señala el socialista.

Añade que “todo apunta a que el PP lo que quiere es seguir perpetuando a Jácome en el Concello”. Por eso, Villarino adelantó que no descarta emprender alguna iniciativa de moción en minoría “y luego a ver qué hacen, ahí se van a retratar”, indica en relación a la postura que mantendrían en el pleno los distintos grupos y en especial el PP dando o no su apoyo a esa moción contra Jácome. Una moción en solitario, en todo caso, poco viable de acuerdo con el reglamento.

El secretario provincial del PSdeG-PSOE y candidato a la Alcaldía por ser el más votado en los comicios de 2019, y que ya ha presentado incluso a los grupos un borrador de moción hace días, considera que “no es admisible” que un partido político esté bloqueando una ciudad y se niegue a decir qué quiere. Por eso da la impresión de que el PP no tiene intención de avanzar y de firmar una moción, únicamente está dilatando en el tiempo, a ver si esta situación se consolida, y luego buscar culpables”, indicó ayer Villarino.

También acusó al PP de estar eludiendo responsabilidades en este asunto, cuando “es parte del problema”, indicó, recordando que puso con su pacto a Gonzalo Pérez Jácome en la Alcaldía de Ourense. “Por eso deberían de pedir perdón y empezar a ayudar para que las cosas cambien en la ciudad”, añadió. Por otro lado, defendió que el PSdeG es el partido que tiene que llevar las negociaciones al haber sido la fuerza más votada.

Pero el presidente local del PP, Jesús Vázquez, señala que hace 16 días que el PSOE tiene su propuesta y “el portavoz socialista dijo entenderla perfectamente, al igual que todas las personas conocedoras de la misma, y argumentó que debía consultarla con los órganos ejecutivos de su partido”. Por lo tanto, a criterio de Jesús Vázquez, en más de dos semanas de consulta “tuvo tiempo más que de sobra” el PSOE de pronunciarse”.