El presidente de la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería y Turismo de Lugo, Cheché Real, ha pedido este jueves a la Xunta que "reflexione" y acepte retrasar una hora el toque de queda en Galicia, porque esa decisión podría suponer la "salvación" de un sector que, de lo contrario, estaría abocado "a la catástrofe".

En declaraciones a EFE, Real dijo que los hosteleros son conscientes de que, en este momento, "la prioridad es la salud de las personas".

"En eso estamos todos. Pero también estamos convencidos de que retrasar el toque de queda hasta las 00:00 horas no supondría ningún problema en ese sentido. No se van a incrementar los contagios", añadió.

Desde su punto de vista, "lo que sí es seguro es que si se mantiene ese horario va a haber un rechazo total a salir a cenar" a los locales de hostelería, porque la gente es consciente de que tendrían que abandonar el establecimiento no mucho más tarde de las 22:15 horas.

"Retrasar el toque de queda en una hora no sería nocivo para la situación sanitaria, pero sería muy beneficioso para los locales", insistió.

Por ello, le pidió a la Xunta que "reflexione" y que "ponga en una balanza" ambas circunstancias para tomar una decisión.

"Podría ser nuestra salvación", concluyó