La magistrada del Juzgado de Instrucción número 1 de Santiago considera imputable al hombre acusado de asfixiar a su sobrino de tres años en Compostela el pasado 22 de septiembre y ha ordenado su ingreso en prisión. Según informaron fuentes del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) el hombre, que ha permanecido un mes ingresado en la unidad de psiquiatría, pasó ayer a disposición del Juzgado de Instrucción número 1 de Santiago, tras ser dado de alta.

En base al informe diagnóstico hospitalario y a la evaluación forense inicial, apuntan las mismas fuentes, la magistrada entiende que, en principio, el hombre es imputable por estos hechos. Por ello, ha acordado su ingreso en prisión comunicada y sin fianza, investigado por un delito de asesinato.

Los hechos se remontan al pasado 22 de septiembre, cuando el hombre, supuestamente, asfixió hasta la muerte a su sobrino de tres años en una vivienda de la Rúa Loureiros, en Santiago, una casa donde residen sus abuelos.

El detenido fue trasladado entonces en ambulancia, dada su situación, hasta la unidad de Psiquiatría del Hospital de Conxo, donde ha permanecido ingresado de manera no voluntaria. Por eso, no ha podido ser hasta ahora cuando la jueza le haya tomado declaración.

Inicialmente, algunas fuentes apuntaron a la posibilidad de que el hombre cometiese el crimen durante un brote psicótico. De hecho, su abogado defensor, Evaristo Nogueira, ha puesto en duda en varias ocasiones su imputabilidad, dado que, ha dicho, “no era consciente” de lo que hacía.