Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El consumo de riesgo de alcohol entre los jóvenes gallegos duplica al de las gallegas

El 15% de los chicos de 16 a 24 años incurre en prácticas peligrosas vinculadas a la bebida | El porcentaje es del 7% entre las chicas | Uno de cada tres varones se da “atracones”

Jóvenes practicando botellón en unos jardines de A Coruña

Jóvenes practicando botellón en unos jardines de A Coruña FdV

Uno de los micromachismos más comunes denunciados socialmente tiene como escenario un bar o cafetería, donde la consumición de alcohol se la sirven al hombre y la más sana, a la mujer. Sin embargo, las estadísticas revelan, vinculados a factores socioculturales, que son los chicos los que más afición muestran a las bebidas espirituosas, un hecho especialmente llamativo cuando esa práctica se vuelve peligrosa. El consumo de riesgo entre los jóvenes de 16 a 24 años de la comunidad es del 15,4%, más del doble del 7% en el caso de las chicas. Si hablamos de grandes atracones de alcohol (binge drinking, que significa el consumo puntuales de seis o más bebidas), las diferencias incluso aumentan: 37,2% frente al 17,4%, respectivamente. Por ello, la Consellería de Sanidade considera necesario desarrollar campañas de información específicas que “deben tener en cuenta las diferencias entre sexos”.

Estos datos constan en un análisis sobre la prevalencia del consumo de alcohol y factores asociados al consumo de riesgo en Galicia durante 2017, publicado esta semana por Sanidade. “La influencia del sexto en los patrones de consumo está establecida y se explica, en parte, por la fuerte influencia que tienen los factores socioculturales en la forma de consumir alcohol por parte de las mujeres, sobre todo en países donde estas tienen un menor acceso a la educación y al mundo laboral. Sociedades sujetas a la creencia de que el consumo de alcohol afecta al rol social que desempeña la mujer provocan una mayor restricción en su consumo”, recoge el documento, publicado en el último Boletín Epidemiológico de Galicia.

  • La Xunta sitúa a 34 concellos con botellones en el foco de las campañas contra el alcohol

    Enviará a técnicos a estas zonas de marcha para concienciar a los chavales sobre los riesgos de beber. Realizarán tests de alcoholemia y se analizarán drogas a petición de los jóvenes

El consumo de riesgo se reduce significativamente con la edad, pasando al 7,6% en hombres y 1,1% en mujeres de 25 a 44 años, al 4% y 0,7%, respectivamente entre 45 y 64, y al 3% y 0,5% a partir de los 65. Y es que son los jóvenes los que presentan conductas más problemáticas. “Las prevalencias globales de consumo siempre son más altas en los hombres, si bien las diferencias disminuyen en el grupo de menos edad (16-24 años)”, apunta el documento, que señala como factores que contribuyen a las prácticas de riesgo ser fumador de tabaco o cannabis, no vivir en pareja y autopercibirse como una “persona gorda”. Además, en el caso de los hombres se añade como factor que eleva el peligro tener un nivel estudios básicos o medios y sentirse en un estado de salud normal, bueno o muy bueno.

El caso de los grandes atracones de alcohol, vinculados habitualmente a fin de semana, las diferencias también son grandes, con un 37,2% en chicos de 16 a 24 años y del 17,4% entre mujeres; entre 25 y 44, del 29,7% y el 6,5%; entre 45 y 64, entre el 13,4% y el 1,3%; y desde los 65, del 4,3% y del 0,2%.

El 50% de mujeres son abstemias

El 54,3% de gallegas nunca bebe alcohol, porcentaje de abstemios que cae al 27% en el caso de los hombres.


Más jóvenes, mayor consumo

Según Sanidade, entre los 16 y los 24 años se bebe más: 69% en el caso de los varones y 59% en el caso de las chicas.


Una prevención individualizada

La Xunta aboga por realizar campañas de prevención adaptadas a cada edad y sexo para ser más efectivas.


Ley antibotellón todavía pendiente

Sanidade anunció en 2018 que retomaba la elaboración de una ley antibotellón, pero aún está pendiente.

Compartir el artículo

stats